Aceite de paba con jurema

Publicado por RADIO LA VOZ DEL ÁNGEL el 04 de Noviembre del 2020


EL ángel de tu salud, plantas medicinales, jurema con paba, programa de radio rodrigo mondragón

Trata la esofagitis con PABA y jurema

El esófago es el conducto que transporta los alimentos, líquidos y saliva desde la boca hasta el estómago. Una úlcera de esófago es una lesión o herida abierta en el revestimiento interno del esófago.. Se denomina esofagitis a la inflamación de la mucosa que se encuentra en el esófago, es decir, de la capa interna que reviste el esófago y es una afección que puede deberse a diversas causas.

El esófago es la parte del aparato digestivo que se encarga de comunicar la boca con el estómago y se encuentra separado de dicho órgano por una válvula o esfínter esofágico inferior, también denominado cardias, y que tiene como función evitar que los alimentos y los jugos gástricos refluyan desde el estómago. 

Causas

En la mayoría de los casos, esta patología está causada por el reflujo de líquido del estómago (denominado reflujo gastroesofágico) hacia el esófago, que, al contener ácido, puede irritar el tejido.

Ya que la causa más frecuente de esta afección producida por el reflujo gastroesofágico, los factores que suponen un riesgo en el desarrollo de esta patología son:

Obesidad.

Fumar.

Tomar determinados medicamentos sin beber mucha agua.

Vómitos de repetición.

Cirugía o radiación del tórax, en tratamientos como el empleado para curar el cáncer pulmonar.

Hernia de hiato, una patología en la que el estómago empuja a través de la abertura en el diafragma, punto en el cuál el esófago se une al estómago.

Existen una serie de alimentos que pueden empeorar los síntomas de la afección, tales como el tomate, las frutas cítricas, la cafeína, el alcohol, los alimentos picantes, el ajo, la cebolla y el chocolate.

Aquellas personas que tienen sistemas inmunitarios débiles también pueden presentar infecciones que las lleven a padecer esofagitis. Estas infecciones pueden producirse por hongos u hongos levaduriformes (en un gran número de casos de cándida) o por virus, tales como el herpes o el citomegalovirus.

Síntomas

El síntoma más frecuente de esta afección es el ardor o pirosis ya que, en la mayoría de los casos, la causa es el reflujo.

Esta manifestación se suele describir como una sensación de quemazón que sube desde el estómago hasta la garganta. También es posible que se produzca regurgitación, es decir, el paciente tiene la sensación de que el contenido gástrico vuelve a la boca.

Otros síntomas incluyen:

Dolor o molestias retroesternales (en la zona del pecho) o en la zona abdominal (con más incidencia en la boca del estómago).

Tos, náuseas, vómitos o eructos repetidos.

Pérdida de peso y apetito, sobre todo, en los casos de enfermedad crónica avanzada.

Dificultad a la hora de tragar (disfagia).

El reflujo también puede motivar la aparición de úlceras en el esófago, que pueden sangrar y provocar pérdidas de hierro que lleven a una anemia. 

Prevención

Reducir el consumo de café es una medida de prevención recomendada.

Dentro de las medidas de prevención recomendadas para evitar padecer esta patología, la más importante es eliminar o disminuir el consumo de determinados productos en nuestra dieta e incluir otros que pueden resultar beneficiosos.

Es importante evitar las comidas abundantes y ricas en grasas, sobre todo, dos o tres horas antes de acostarse, ya que la grasa implica una digestión lenta y genera más reflujo.

Reducir el consumo de alimentos como el café o las bebidas alcohólicas, incluyendo las de baja graduación, como el vino, la cerveza o la sidra.

Llevar un horario de comidas y no dejar pasar muchas horas entre comida y comida.

No tumbarse justo después de comer para evitar que aumente el reflujo. Es recomendable andar para facilitar la digestión.

Tomar alimentos ricos en fibra para suavizar la mucosa, como la calabaza, el calabacín o la borraja.

Tipos

Dentro de esta afección existen diferentes tipos de presentación de la misma que se diferencian por las causas que las provocan:

Esofagitis cáustica: según la Asociación Española de Gastroenterología, este tipo de esofagitis se produce por el consumo de productos cáusticos, que suelen ser los empleados para la limpieza doméstica, tales como la lejía o el amoniaco.

Esofagitis eosinofílica: es una enfermedad crónica que resulta de la inflamación selectiva del esófago producida por alérgenos que se encuentran en los alimentos o en el mismo aire.

¿Qué es la PABA?

El PABA o ácido paraaminobenzoico fue considerado como una vitamina del complejo B, no obstante, de forma posterior se descubrió que en realidad se trata de una sustancia que forma parte de la vitamina B9 o ácido fólico.

Estimula la flora intestinal, permitiendo a producción del ácido fólico, el cual por contrapartida ayuda a la producción de ácido pantoténico. Como coenzima, el PABA actúa en la ruptura y utilización de proteínas, y en la formación de los glóbulos rojos.

Usos medicinales de la PABA

En las enfermedades cutáneas como la dermatitis herpetiforme o el vitíligo se ha demostrado beneficioso.

Proporciona protección frente a los contaminantes como por ejemplo el humo del tabaco debido a su capacidad antioxidante

Refuerza la flexibilidad de las articulaciones.

El PABA interviene en la formación de la melanina que pigmenta nuestra piel y la protege de la aparición de las manchas solares, de hecho se utiliza en la elaboración de productos para la protección solar y el cuidado de la piel. En algunos casos parece detener el avance del Vitíligo.

Además el PABA retarda la aparición de arrugas, patas de gallo, flacidez..., mantiene un estado óptimo de la piel, reduce el dolor de las quemaduras e incluso restaura el color natural del cabello.

¿Cómo se toma la PABA?

Una dosis terapéutica típica de PABA es de 300 a 400 mg diarios. Algunos estudios han utilizado dosis mucho más altas. Sin embargo, se han encontrado efectos secundarios serios en dosis por arriba de 8 g diarios (consulte los Temas de Seguridad). Probablemente no debe tomar más de 400 mg diarios excepto bajo supervisión médica.

Contraindicaciones de la PABA

Acné

ardor o picazón de la piel

manchas rojas oscuras en la piel

formación de ampollas llenas de pus, rojas y dolorosas en los folículos pilosos

dolor en zonas velludas

¿Usos medicinales de la jurema?

Contra padecimientos internos como hiperacidez, gastritis, úlcera péptica y duodenal, colitis, hemorroides y migraña.

Contra quemaduras de segundo y tercer grado, supuestamente suprime rápidamente el dolor y cicatriza sin dejar huella. Contra parásitos o problemas gastrointestinales.

Contra quemaduras leves, afecciones de la piel, manchas, hongos (simple y zoster) y herpes.

Se ha documentado el uso de esta planta por los mayas de la península de Yucatán, y zoques del noroeste del Estado de Chiapas y Oaxaca, aplicando polvo de su corteza

sobre heridas y especialmente quemaduras, buscando calmar el dolor, además de acelerar su curación, otorgándole un carácter de árbol sagrado por las propiedades de regeneración de la piel (Sánchez León 1987). El conocimiento de la corteza se ha empleado tradicionalmente para lavar heridas y granos aplicando el polvo que se obtiene al tostarla, molerla y cernirla, tanto en humanos como en animales domésticos (Sánchez León, 1987).

Contra alergias, eczemas.

¿Cómo se toma la jurema?

La corteza se muele para tomar el polvo (500 a 1000mg) directamente con agua o en cápsulas (1 a 2 de 500mg) antes de cada comida.

Contraindicaciones de la jurema

Las consecuencias más inmediatas por consumo de corteza de raíz de la Mimosa hostilis suelen ser las náuseas y los vómitos.

Los efectos secundarios dependen principalmente de la cantidad ingerida. Las dosis mortales son muy infrecuentes ya que, al aparecer las mencionadas náuseas y vómitos, se suele detener la ingesta de la corteza.


Fórmula del día
Fecha de difusión:
04 de Noviembre del 2020
Tema del día:
ACEITE DE PABA CON JUREMA
Subtema:

INFECCIÓN DE OÍDO

Fórmula para:
Infección de oído. Se origina en la trompa de Eustaquio, un canal que comunica el oído medio (más concretamente, el tímpano) hasta la garganta. Esa zona se llena de moco o pus. Presencia de dolor profundo, fiebre, zumbidos, presión en el oído, baja audición, frecuentes mareos e incluso presencia de vómitos. Pérdida de equilibrio. Secreción de líquido del oído, Si no se trata a tiempo puede cronificarse y llegar a producir sordera.
Fórmula de Plantas
Clave Nombre
6727 PERICÓN Hoja C/T BSA. DE 060g
6838 CHILILLO Hoja C/T BSA. DE 060g
6878 ROSA DE CASTILLA PAÍS Flor BSA. DE 060g
6673 MALVA SILVESTRE Hoja/T. BSA. DE 060g
6559 CARDAMOMO Semilla BSA. DE 060g
6684 MENTA BLANCA Hojas BSA. DE 060g
Forma de prepararse

Poner todas las plantas por partes iguales en un frasco grande de preferencia de vidrio con tapa y capacidad de 1 litro.

Rotularlo con la fórmula.

Agitar para mezclar la fórmula

Agregar el contenido de 1 cucharada sopera de la fórmula en 1 litro de agua purificada o de preferencia de manantial.

Que hierva la preparación 10 minutos y colar

Modo de uso de las plantas 1.- Después de cada alimento

Fórmula de Suplementos
Clave Nombre
2439 PROPOLEO BSA. CON 060
2364 ORÉGANO DE MONTE Aceite BSA. CON 060
2363 PRÍMULA Aceite BSA. CON 060
2415 GUAYACOL Y EUCALIPTOL (Aceites) BSA. CON 060
Uso sugerido

Tomar una cápsula de cada una, antes de cada alimento


Productos adicionales sugeridos de Tecno botánica de México
Nombre Clave
PECTOFLOR equinacea con Reishi 1717
Uso sugerido

Tomar una ampolleta ingerible diariamente en las mañanas


Comprar productos de la fórmula

Aceite de paba con jurema

La combinación de PABA con jurema es excelente para tratar infecciones en oídos, Se aplican dos veces al día

Escuchar programa de radio

Compartir este post :
Escúchanos en vivo
Nuestras Redes Sociales


Síguenos en Twitter