¿Qué es el alpiste canadiense?

Planta herbácea que supera el metro de altura, con tres o cuatro tallos cilíndricos y huecos (cañas) provistos de nudos manifiestos y hojas semejantes a las del trigo, angostas y con largas vainas. Flores dispuestas en espículas o pequeñas espigas agrupadas en racimos, cuyo fruto es una semilla lustrosa, de varios colores y envuelto en una pequeña cáscara. Se cría en el archipiélago canario, con el nombre vulgar de triguera o grano de Canarias, en tierras de cultivo, en medio de los sembrados o entre antiguos trigales de zonas de altitud media.

¿Cómo actúa?

Su capacidad de recarga enzimática es inmensa y su contenido proteico es aún mayor. Un vaso de leche enzimática de alpiste tiene más proteína que dos o tres kilogramos de carne pero con aminoácidos estables, esto es que viajan de una manera segura e indestructible hasta nuestro organismo.

Las enzimas que proporciona el alpiste tienen un poder inmenso para desinflamar nuestros órganos, particularmente el hígado, los riñones y el páncreas, por lo que convierte este dato al alpiste en un regenerador pancreático inmenso, es decir acaba con la diabetes en unas pocas semanas, elimina también la cirrosis al aumentar el conteo de hepatocitos del hígado y de paso, claro, lo desinflama, recarga los riñones de enzimas, favoreciendo una saludable diuresis que elimine exceso de líquidos en el cuerpo, por lo que el alpiste es un incansable luchador contra la hipertensión… es una maravilla, por contener la enzima lipasa elimina rápidamente grasa del organismo, ya sea de las venas, arterias, o simplemente de los depósitos de grasa, por esto es un remedio grandísimo para la obesidad y genera grandes y potentes resultados como un promotor de corte y tonacidad muscular.

Usos medicinales del alpiste canadiense

Usado popularmente como hipolipemiante (= reductor de lípidos o grasas en sangre), demulcente (= emoliente, relaja y ablanda las partes inflamadas) y diurético. En Canarias además de aperitivo se considera gran remedio para los males de orina y piedra, riñón y vejiga, y refrescante para los calores; antiguamente con su harina se hacía pan.

Indicado en hipercolesterolemia y prevención de la arteriosclerosis, y en situaciones en las que se requiere un aumento de la diuresis, tales como afecciones genitourinarias (cistitis), hiperazotemia (= abundancia de sustancias nitrogenadas en la sangre), hiperuricemia, gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos, gastritis y ulcus (= úlcera, sobre todo úlcera del estomago). Uso externo en eccemas.

Hechos y consejos:

En vez de poner el alpiste en remojo sólo 12 horas, incrementa el tiempo a 24 h. o incluso un poco más (dentro de la nevera). Se vuelve más blando y fácil de trabajar.

Pon en un recipiente aparte, granos de cardamomo en remojo con muy poca cantidad de agua, durante unas 8 horas (se aguanta muy bien durante días).

Si lo deseas, además puedes escaldar una ramita de canela y dejarla en remojo de igual modo (con mayor cantidad de agua, pues es lo único que aprovecharás en este caso).

Historia:

En el 1400 d. C. Se usó como alimento seguro para las aves, en el período de la peste negra.

Desde entonces se cultiva comercialmente en varias partes del mundo para usar la semilla en la alimentación de pájaros domésticos. En la actualidad, su producción se concentra en las provincias del suroeste de Canadá (Alberta, Saskatchewan y Manitoba) y en menor escala en Argentina, Tailandia y Australia.

Curiosidades:

En Valle de Bravo, México, en varios puestos callejeros de fin de semana, se vende —entre otras bebidas, para acompañar tamales y otros antojitos mexicanos— el famoso atole de alpiste.

Fórmula magistral del día

PARA HIPERTENSION Y ALTOS NIVELES DE GLUCOSA

PLANTAS : TÉ OTOMÍ, ALPISTE CANADIENSE, GINSENG DEL BRASIL, FRESNO, MELILOTO Y ROSA DE CHINA A
CÁPSULAS: SÁBILA Y OLIVO, ENCINA DE MAR, ACEITE DE PESCADO, TAMARINDO MALABAR

Escucha nuestro podcast

#FraseDelDia

"El arte de curar viene de la naturaleza, no del médico " / Paracelso
“El arte de curar viene de la naturaleza, no del médico ” / Paracelso



Resumen
Fecha
Título de la nota
Reduce la grasa con alpiste canadiense
Calificación del autor
51star1star1star1star1star