CAYENA

Nombre científico: Capsicum Frutescens

Sinónimos

Cayena, pimiento, ají, cápsico, chile, chili, guindilla.

Portugués: pimentao, cápsico, pimenta-da-Cayena.

Inglés: spanish pipper, pipper red, hot pepper, Cayenne pepper.

Partes utilizadas

Los frutos verdes o maduros

Descripción Botánica

Arbusto hasta de 1.5 m de altura. Las hojas son alargadas, de color verde oscuro y miden hasta 6cm de largo. Las flores son blancas y parecen estrellitas. Los frutos son verdes y cuando maduran son anaranjados y pequeñitos.

Originario de regiones tropicales. Habita en clima cálido, desde el nivel del mar hasta los 30m. Cultivado en huerto familiar y asociado a bosque tropical perennifolio.

Composición química

La capsaicina, la (E)-N-(4-hidroxi-3-metoxibencil)-8-metil-6-nonenamida, es la sustancia irritante picante o acre que le da el sabor característico a los frutos de Capsicum. Solo existe en el género – pero no en todas las especies/cultivares, y es una defensa de la planta para protegerse de ser consumida por los mamíferos, pero las aves no están afectadas y así son susceptibles de esparcir las semillas.

Su cantidad cambia significativamente entre variedades (0,5-1 %),​ y se mide en unidades Scoville (SHU).

Se concentra principalmente en glándulas de los tabiques interiores interloculares de tejido placentario que dividen parcialmente el hueco de la fruta y que llevan las semillas y se producen sólo en las células epidérmicas de dichos tabiques en los frutos picantes. La formación de estas glándulas ocurre como resultado de la acumulación de capsaicinoides y su formación es controlada por un solo gen, el Pun1, gen ausente en las especies y cultivares no picantes, pero en las cuales existe el alelo recesivo Pun12.

Usos terapéuticos de la cayena

Quita la congestión – no es una sorpresa que lo picante de la pimienta de cayena ayude a soltar la flema y la mucosidad en los pulmones y los pasajes nasales para que se pueda deshacer de ellos.

Reduce el dolor de cabeza – La capsaicina en la cayena parece que trae alivio al dolor de cabeza al destruir la Sustancia P, un neurotransmisor que ayuda a enviar señales de dolor.

Combate inflamación – La capsaicina está siendo estudiada por su habilidad de tratar problemas dolorosos de los nervios sensoriales como la artritis y la psoriasis. Animales alimentados con comidas conteniendo esta sustancia también se vieron beneficiados en aliviar inflamaciones y dolores de artritis.

Ayuda a frenar la propagación del cáncer de próstata – Un estudio en la Escuela de Medicina de Los Ángeles mostró que la capsaicina tiene el poder de retrasar el crecimiento de células de cáncer de próstata y hasta destruirlas.

Su administración tópica podría ayudar en casos de dolor por artritis reumatoide u osteoartritis, aunque no cura la condición. También se ha usado en el dolor causado por la neuralgia post-herpética (causada por el herpes zóster conocido como culebrilla o shingles en inglés).

Aplicado sobre la piel, se llega a utilizar para disminuir los dolores musculares de la parte baja de la espalda, y, aplicado a los puntos de acupuntura, podría ayudar a disminuir los dolores y la náusea postoperatoria.

Se emplea también en neuropatía diabética, pérdida de peso, dolor de garganta, como estimulante, migraña, calambres, síntomas de la fiebre del heno o rinitis alérgica.

La cayena es tónica, analgésica, anticancerígeno, anticolesterolizante, antidepresiva, antiinflamatoria, antioxidante, antiviral, aperitiva, astringente, carminativa, descongestionante, digestiva, estimulante, expectorante y hemostática; mejora el metabolismo, genera el calor y aumenta el proceso termogénico. Derivadas de este gran número de propiedades, tiene propiedades curativas para muchas enfermedades.

Dosis

INFUSIÓN – DECOCCIÓN: al 1%. Infundir 10min o decoccionar 1min. Se administran 50-200ml diarios.

POLVO: en base a 15mg por cápsula, se dosifica a razón de 45mg diarios, en casos de trastornos digestivos.

OLEORRESINA: por vía oral se dosifica a razón de 1.2-1.8mg diarios y en uso externo, al 2,5% como máximo.

TINTURA: relación (1:3, en alcohol de 60°) se emplea en base a 0.06-0.2 mi diarios.

LOCIÓN CAPILAR: hasta el 5% del extracto fluido ó 0.25% de capsaicina.

CREMAS: preparados semilíquidos conteniendo 0.02-0.05% de capsaicina en una emulsión base. La Comisión “E” de Alemania recomienda no superar los 2 días de tratamiento, con un intervalo de 14 días antes de volver a aplicar.

Usos etnomedicinales

En Oaxaca y Veracruz, a esta especie de chile se le emplea para tratar ciertas enfermedades culturales como “mal de ojo, ojeaduras, vergüenza y tristeza” y para “sahumar animales timpanizados y con mal de ojo”. Sin embargo, es el mal de aire para lo que principalmente se le ocupa.

También es utilizada para atender padecimientos de la piel, como “chincual de criatura”, erisipela y heridas, además de usarse como antiséptico.

El fruto es la parte de la planta que más se aprovecha. De tal forma, que se muele y se coloca a manera de cataplasma cuando se tiene disipela. Contra el mal de ojo, se aconseja guardar unos frutos de chiltepín en una bolsita roja para portarla colgada a manera de amuleto. También me menciona el empleo del fruto fresco para tratar el reumatismo.

Otra parte utilizada de la planta son las hojas, estas se hierven en agua y con la decocción resultante se lava la cabeza cuando se “calienta” o se bebe para aliviar las enfermedades de los riñones.

El chile también se emplea en el tratamiento de la dispepsia, diarrea, dolor de oído y de los ojos; además se le utiliza como contrayerba. En veterinaria se emplea para atender el gabarro, aftas y estomatitis.

Contraindicaciones de la cayena

Algunos efectos secundarios podrían ser irritación cutánea, comezón y ardor (debes estar muy atento si además tienes una piel muy sensible o eres alérgico a cualquier otro fruto de la familia de los chiles, las solanáceas). Hay que evitar aplicarlo en heridas. Esta sustancia puede ser extremadamente irritante para los ojos, la nariz y la garganta. No debes usarlo alrededor de los ojos o si tienes piel sensible.

El capscicum es seguro cuando se consume durante periodos cortos y en las porciones comunes presentes en la comida. Cuando se utiliza de esta manera, las reacciones podrían ser irritación de estómago, sudoración, sofocos y secreción nasal. Su consumo por periodos prolongados y en grandes cantidades podría ocasionar daño al hígado y al riñón.

La inhalación de capsicum puede irritar las membranas mucosas. Si lo usas en la nariz puede provocar secreción nasal, ardor, estornudos y tos. Estos efectos disminuyen o desaparecen después de varios días de uso.

Consejos

La cayena provoca sensaciones en el gusto que no pueden ser calificadas ni como dulces o saladas, sino simplemente como picantes.

El escozor en la boca, que modifica y a veces hasta predomina sobre otros sabores es lo que le da razón de ser a platillos tan típicos como el mole, la tinga, la salsa de los tacos y las indispensables enchiladas.

El chile, además de ser uno de los condimentos más usados en la preparación de alimentos mexicanos, se usa en medicina popular como rubefaciente, vesicante, estimulante y estomáquico.

Historia:

En el siglo XVI la mencionan varios autores como Martín de a Cruz que cita su uso como antiinflamatorio. El Códice Florentino proporciona la siguiente información: “el fruto es útil para dolencias y enfermedades de los oídos, para el dolor de muelas y la toba, mordeduras de la boca, para la tos, dolor de pechos, dolor de estómago y para la colicapasio; sirve para las cámaras de materia blanca y sangre (disentería), para la estangurria y para los cardenales”. Pasada la primera mitad del mismo siglo, Nicolás Monardes comenta “confortan mucho, resuelven ventosidades, son buenos para el pecho y para los fríos de complexión, ya que calientan y confortan, corroborando los miembros principales”. Por los mismos años que Monardes, Francisco Hernández, relata que esta planta alcanza el cuarto grado de calor y casi el tercero en resequedad; excita la flatulencia, estimula el apetito venéreo a la vez que ablanda ligeramente el vientre no sin cierto tenesmo y sensación de dolor. Provocan la orina y las reglas, fortalecen el estómago debilitado por el frío, y ayudan a la digestión entorpecida por la misma causa. La última referencia de ese siglo, la proporciona Juan de Cárdenas que dice “suele ser purgativo, ayuda con su calor a cocer las flemas que están en el estómago y a convertirlas en sangre”. Añade, “el chile despierta el apetito”.

Juan de Esteyneffer, a principios del siglo XVIII lo usa como condimento y en salsa “contra la pituita y la desgana de comer”. A finales del mismo siglo en la obra de Vicente Cervantes se menciona que algunos médicos lo usan en el asma y fiebres intermitentes.

A finales del siglo XIX también varios autores la refieren. Así Francisco Flores la describe para los esputos sanguinolentos. El Estudio, por los mismos años, menciona que “la tintura es altamente recomendada contra el delirium tremens, ha sido empleada en ocho casos de pneumonía, en alcohólicos con delirio muy intenso”. Añade, “la tintura hace abortar o por lo menos hace menos intensos los accesos del delirio crónico en la pneumonía y ejerce una influencia favorable sobre la acción del corazón, hay una mejoría en el apetito, el sueño se vuelve tranquilo y profundo”. Eleuterio González, señala por la misma época que “es un estimulante muy enérgico, se ha usado con buen suceso en las enfermedades atónicas del estómago, aconsejándose también como agente sustitutivo en las anginas, ronquera, diarrea, disentería y almorranas. Al exterior se usa como calefaciente y rebulsivo muy poderoso”.

Finalmente en el siglo XX, Maximino Martínez la consigna como rubefaciente. Mientras Narciso Souza refiere que la capsicina es la base de algunos productos de efectos rubefacientes. Y por su parte la Sociedad Farmacéutica de México reporta los usos siguientes: antidiarreico, antineurálgico, antirreumático, carminativo, eupéptico y rubefaciente.

Hay evidencias arqueológicas en México que el género Capsicum fue cultivado hace más de 6000 años y que es uno de los primeros cultivos en América que se autopoliniza. Dicho cultivo se habría dado simultáneamente en diferentes lugares de Suramérica y Centroamérica.

Fue Cristóbal Colón que llevó el pimiento y sus simientes a España en su segundo viaje en 1493. De allí se extendió su cultivo por todo el mundo, empezando por Europa, y luego – en los tiempos en que España controlaba el comercio con Asia – a las Filipinas y desde allí a la India, China, Corea y Japón, donde fueron incorporados a las cocinas locales.5​6​

Una versión alternativa para la expansión del pimiento es que los portugueses obtuvieron de España, y los cultivaron en Goa (India), que era colonia de este país. Desde allí se extendió a través de Asia Central y Turquía, hasta Hungría, donde se convirtió en la especia nacional bajo la forma del pimentón.7​

En 1995, el arqueobotánico Hakon Hjelmqvist publicó un artículo en Svensk Botanisk Tidskrift afirmando que había evidencias de la presencia de ají en Europa en épocas anteriores a Colón.​ Según Hjelmqvist, en una excavación en San Botulfo en Lund (Suecia) se hallaron un Capsicum frutescens en un estrato, supuestamente, del siglo XIII. Hjelmqvist cree que procedía de Asia. El autor firma que Capsicum fue descrito por Teofrasto (370-286 a. C.) en su De historia plantarum. Otra hipótesis sería que fue traído a Europa septentrional por los Vikingos, que podrían haber viajado a América antes que Colón, más precisamente en 985 en los viajes de Leif Eriksson y de sus sucesores.9​10​11​12​ También, sobre el siglo I a. C., el poeta romano Marcial menciona un piperve crudum en sus Libros XI y XVIII, describiéndolo como largo y con semillas, una descripción que parece encajar, pero que también podría hacerlo con la pimienta larga (Piper longum), que era conocida en el imperio romano.

A diferencia de las otras formas domésticas de Capsicum, no se cuenta con evidencia fósil de su existencia en los yacimientos arqueológicos americanos, pero se supone que se desarrolló en Norteamérica sobre todo México Centroamérica, probablemente en Panamá, difundiéndose paulatinamente por el área del Caribe y el norte de Sudamérica. 

Curiosidades: 

La cayena alcanza el cuarto grado de calor y casi el tercero en sequedad, excita la flatulencia, estimula el apetito venéreo, ablanda ligeramente el vientre no sin cierto tenesmo y sensación de dolor.

Otros usos 

En Guatemala tiene uso también como repelente de insertos en granos almacenados y como conservante de carne de cerdo. En otras regiones emplean el chile como alimento de aves ponedoras con el fin de aumentar el color amarillo de las yemas de huevo. En la actualidad está muy popularizado el empleo de aerosoles con oleorresina de cayena para defensa personal.

Fórmula magistral del día

Mejora la circulación y es efectivo para enfriamiento en pulmones y riñones

PLANTAS : TIANGUIS, CHILILLO, CHOYA, PARACA, ENGORDACABRA Y TÉ PAME(TOMAR ANTES DE CADA ALIMETO) SE PUEDE ENDULZAR CON MIEL
CÁPSULAS:  CAYENA, FLOR CÓNICA, TRÉBOL ROJO Y CALDERONA (TOMAR UNA ANTES DE CADA ALIMENTO)

Podcast del día 

#FrasedelDía

Mujer saltando, "deja de pensar en la vida y resuélvete a vivirla"
Paulo Coelho
Resumen
Fecha
Título de la nota
CAYENA, la solución al dolor de cabeza
Calificación del autor
51star1star1star1star1star