Nombre científico: Euterpe oleracea

Sinónimos:

Asaí (Amazonas), guasaí, huasaí (Guainía, Guaviare y Vaupés), manaca (Casanare, Guainía, Meta y Vichada), maizpepe, palmicha (Meta), manaco, manaqué (Casanare, Meta y Vichada). En otras regiones del país: Cecilia (Nariño), chapín, murrapo, solita, palma solita (Chocó), macana (Antioquia), naidicillo (Cauca), palmiche (Antioquía, Santander) palmicho (Antioquia, Norte de Santander). En Bolivia: panabí

(Chácobo), Brasil: açai, açai da mata, assaí da mata; Ecuador: ini-bue (Siona), palmito, sadke (Shuar); Perú: huasaí, tuncisadke; Venezuela: manaca, mapora, palmito manaca (Galeano & Bernal, 2010).

Partes Utilizadas: 

Se emplean los frutos.

Descripción Botánica:

Palmera monoica de tallos múltiples a veces algo inclinados, que pueden alcanzar 10-20 m de altura y 7-18 cm de diámetro, con raíces bien visibles en su base.

Hojas pinnadas, de 8 a 14 por tronco, colgantes, con las bases formando un capitel verde o algo castaño.

Folíolos abundantes, lineares, colgantes, dándole esa elegancia a las hojas.

Inflorescencias naciendo en la parte baja del capitel, cubiertas de pelillos castaño-blanquecinos.

Frutos globosos, de color negro-purpúreo, de 1-2 cm de diámetro.

Composición Química:

Es rico en polifenoles  En su pulpa destaca su alto contenido en antocianinas, pigmentos responsables del color púrpura característico y otros flavonoides, algunos conocidos como la taxifolina o la orientina, y otros muchos identificados pero todavía sin nombre.

Por cada 100 g la pulpa del fruto contiene 8,1 g de proteínas; 52,2 g de carbohidratos (incluidos 44.2 g de fibra) y 32,5 g de grasas además 260 mg de calcio, 4,4 mg de hierro, 1002 U de vitamina A y pequeñas cantidades de vitamina C, así como ácido aspártico y ácido glutámico y además 319 mg de antocianina  y otros antioxidantes.

Usos terapéuticos del Acaí

Se sugiere su uso aprovechando sus comprobados efectos antioxidantes que reducen los efectos del envejecimiento, mejoran la calidad visual, dan fuerza al sistema inmunológico y coadyuva a la reducción del riesgo en enfermedades cardiovasculares, diabetes e incluso cáncer.

Las bayas de acai tienen poderosas capacidades de desintoxicación en el cuerpo humano y son una fuente tradicional bien conocida de fibra dietética. Son limpiadoras efectivas de riñón y hígado, también del colon lo que significa que evita la acumulación de sustancias nocivas y la materia no digerida que puede causar estreñimiento y otros problemas digestivos.

El acai proporciona además antioxidantes de gran importancia (sustancias protectoras de las células), que rechazan los radicales libres protegiendo y fortaleciendo el cuerpo. El fruto del acai contiene para su protección una considerable cantidad del antioxidante activo antocianina, que actúa contra los radicales libres producidos por la luz ultravioleta del sol. Este se encuentra entre aquellos polifenoles, que estimulan la salud y le proporcionan al fruto ese maravilloso color oscuro. Durante dietas, este alimento natural de gran calidad abastece el cuerpo con las vitaminas y minerales necesarios.

Proporciona todas las vitaminas esenciales.

Aumenta la energía de las funciones vitales. Disminuye el apetito. Rejuvenece la piel. Posee un alto nivel de fibra.

Limpia y desintoxica el cuerpo.

Mejora la función digestiva.

Refuerza el sistema inmunológico.

Ayuda a mantener una función cardíaca saludable.

Normaliza el colesterol. Mejora a agudeza visual y mental.

Mejora el deseo y rendimiento sexual.

Usos etnomedicinales:

En Brasil se emplea el aceite del fruto, por vía oral, para tratar diarreas; las raíces secas suelen utilizarse en forma de decocción, a razón de dos tazas diarias, para tratar ictericias y para purificar la sangre. Por vía tópica, la infusión de los frutos se emplea para cicatrizar heridas y úlceras de piel. Las semillas trituradas se consumen en caso de fiebre.

En la Amazonia peruana las semillas tostadas se emplean para tratar la fiebre, en tanto la decocción de la raíz se usa para las fiebres de la malaria, cólicos abdominales, diabetes, hepatitis, ictericia, caída del pelo, hemorragias, dolores menstruales y musculares, enfermedades hepáticas y renales, y por uso externo como antídoto frente a picaduras de serpientes. En la Guayana Francesa los frutos son aplicados en forma de compresas sobre la piel afectada de leishmaniasis.

Contraindicaciones:

El consumo de acaí puede causar irritación en el estómago, pudiendo llegar a ocasionar úlceras gastrointestinales y diarrea. Como con la mayoría de los suplementos dietéticos ricos en nutrientes y vitaminas, el riesgo de irritación estomacal es muy común. Los efectos secundarios más comunes son indigestión, dolor de estómago, gases, diarrea, calambres abdominales y reflujo ácido.

Se recomienda el uso de acai con precaución si se está tomando medicamentos anti-inflamatorios o si se tienen problemas de hipertensión.

El açaí no se recomienda en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible.

Consejos:

El alto contenido de antioxidantes, hierro y otras sustancias valiosas fortalecen el sistema inmunológico, proporcionando la fuerza y la condición necesaria para sobrevivir en la selva brasilera.

Otra de sus principales virtudes es su poder de desintoxicación del organismo, apoyando el metabolismo digestivo de la persona y ayudando en la desintoxicación del colon, entre decenas de otros beneficios para la salud.

El açaí está formado por un 40% de fibra y la fibra disminuye el apetito de forma natural. Al evitar bloqueos de azúcar, estabilizar el azúcar en la sangre, la fibra del açaí mantiene los niveles de energía estables. De este modo, el açaí favorece la reducción de acumulación de grasa corporal y evita picos de insulina que pueden convertir en tejido graso el exceso de azúcar en sangre.

Las bayas de açaí ayudan a eliminar las toxinas que se van acumulando dentro de tu cuerpo, por ésta razón desempeña un papel importante en la eliminación de la grasa, mejorando la limpieza y desintoxicación del mismo.

También, los antioxidantes de esta fruta aceleran el proceso de digestión que ayuda a quemar la grasa saturada que tu cuerpo no necesita. El metabolismo es ayudado por los ácidos grasos omega, los aminoácidos y las vitaminas del açaí. El impulso generado en el metabolismo ayuda a quemar más calorías, perdiendo peso de forma sana y natural.

Con una dieta sana, que incluya el açaí y ejercicios al menos tres veces por la semana, puedes perder peso rápidamente sin sentir fatiga o un hambre voraz.

Historia:

El fruto del acai fue descubierto por los aborígenes de la región del Amazonas e introducido en su plan alimenticio.

El fruto del acai fue descubierto por los aborígenes de la región del Amazonas e introducido en su plan alimenticio. No fue hasta la década de 1990 fue que se introdujo en el mundo occidental.

Como leyenda, hace mucho tiempo había un jefe tribal que había instituido una nueva ley entre su gente por la falta de alimentos y los efectos del hambre en su población. La ley establecía que al fin de tener suficientes alimentos para toda la tribu los hijos recién nacidos iban a ser asesinados, a fin de no provocar a los demás pasar hambre. En este momento, la propia hija del jefe tribal quedó embarazada, sin mostrar favoritismo el jefe tenía que asesinar a su nieto también. Llevar un peso así en el corazón lo llenó de dolor, mientras la hija del jefe se quedó en su morada por muchos días. Un día, ella levantó la cabeza al oír el sonido de lo que ella pensó que era un bebé que lloraba en la distancia.Fue a ver de donde provenía el llanto y se encontró una palmera llena de frutas que colgaban de ella, inesperadamente, al tocar la palmera, falleció.

Cuando el jefe de la tribu encontró a su hija muerta, y el árbol lleno de frutos para alimentar a la tribu, decidió revocar la ley. Al fruto de la palmera se le dio el nombre de ella, puesto al revés: Acai.

Curiosidades

El acai posee alto contenido en taninos, sustancias que proporcionan un sabor astringente al fruto. Estos taninos son fabricados por la planta para protegerse de depredadores como pájaros, tucanes u otras aves, pues no pueden digerir estas sustancias y resultan tóxicas para su cuerpo. En cambio, el organismo humano es capaz de aprovechar los taninos como compuestos antioxidantes.

Sin embargo, el sabor astringente (sequedad de boca, sabor amargo) es fácilmente apreciable al probar el fruto. Antiguamente, los pueblos amazónicos han usado la fruta fresca (con más contenido en taninos que cuando se procesa) para tratar la diarrea. Emplastos de acai también se utilizaban para frenar pequeñas hemorragias.

La recolección de la fruta se realiza únicamente a mano. Es la actividad económica por excelencia del estado de Pará, Brasil. Por las mañanas se lleva a cabo la recolección y, por las tardes la fruta es llevada a los mercados de la ciudad de Belém. Los racimos o cachos son desgranados a mano y seleccionados. De ahí pasa a una molienda en donde se extrae la pulpa base.

Cuando la fruta del açaí está madura tiende a deteriorarse rápidamente, por eso, para mantener su alto contenido nutricional, el fruto debe procesarse dentro de las 24 hs de dejar el árbol. Este es el motivo por el cual fuera de Brasil, el açaí sólo se puede consumir mediante polvo deshidratado o pulpa congelada (-18º), su consistencia es similar al helado de chocolate.

Otros usos:

Se emplean los frutos para la preparación de diferentes bebidas. Los frutos maduros tienen gran cantidad de aceite y son de rico sabor, lo cual los hace muy apetecidos por las comunidades de la región, se cocinan ligeramente en agua tibia y se toman en jugo o chicha; el cogollo se consume como palmito; y el tronco se utiliza en construcción de casas y malocas (Henderson, 1995; Galeano & Bernal, 2010).

Se conoció por ser uno de los alimentos principales de la dieta de algunas tribus de la región Amazónica del Brasil. Aunque en ese país se toma en forma de fruta fresca, jugos o como ingrediente de helados y diferentes platos, su consumo en occidente se ha extendido en forma de bebidas, saborizante de postres y extractos en polvo para mezclar con agua.

El Aceite de Acai es rico en Omega 9, un tipo de grasa que suaviza, nutre y relaja la piel. Además, su contenido en antioxidantes protege el cutis para conseguir un aspecto más joven.

Aparte del uso de sus bayas como alimento, la palma del acai tiene otras aplicaciones comerciales. Entre estas cabe incluir:

Con las hojas se pueden hacer sombreros, esteras, cestas, escobas y paja para cubrir la azotea de los hogares.

Con la madera del tronco, la cual es muy resistente a los parásitos, se pueden construir casas.

Fórmula Magistral del día

SIRVE PARA TONIFICAR EL ORGANISMO Y ES MUY BUEN ANTIOXIDANTE

Escucha nuestro podcast

#FrasedelDía

"La única discapacidad en la vida es una mala actitud"
Scoot Hamilton
Mujer llevando a un discapacitado en silla de ruedas
“La única discapacidad en la vida es una mala actitud”
Scoot Hamilton
Resumen
Fecha
Título de la nota
El acaí una pequeña fruta con grandes antioxidantes
Calificación del autor
51star1star1star1star1star