Nombre científico: Turnera diffusa

Partes Utilizadas:

La droga está constituida por las hojas y tallos secos, recolectados durante la estación de floración. Se aprovecha la hoja de la planta.

Descripción Botánica:

Arbusto aromático perenne, caracterizado por presentar una altura máxima de 2 metros; hojas simples, pecioladas y lanceoladas, de hasta 2,5 cm de longitud, color verde amarillento, con nerviación pinnada y prominente en el envés; flores pequeñas, axilares, amarillas que hacen su aparcición a finales del verano, seguidas por un fruto capsular, globuloso y pequeño, conteniendo numerosas semillas

Composición química

Las hojas contienen un aceite esencial, resina, taninos y un principio amargo. En el aceite esencial se han identificado los monoterpenos 1-8-cineol, para-cimeno, y alfa y beta pineno. Además en las hojas se han encontrado el componente fenílico arbutina, el compuesto alicíclico tetrafilin Beta y el alcaloide cafeína, este último también presente en las ramas, donde se han identificado además el flavonoide gonzalistosín, el esteroide Beta -sistorerol y los alcanos hexacosanol, n-triacontano y tricosan-2-ona.

Usos terapéuticas de la damiana

La Damiana es 100% afrodisiáca, repara la infertilidad y mejora la circulación sanguínea. Limpia el nervio óptico, fortalece los vasos sanguíneos por lo que ayuda a evitar la impotencia sexual, desinflama la próstata, combate la cegura en los fumadores, es util para abatir la ansiedad, el insomnio, el estrés o la tensión nerviosa, combate el agotamiento crónico ya que fortalece el organismo, propicia la buena digestión, combate la inflamación crónica, estreñimiento, malestares digestivos. Es alimento para el cerebro, ayuda a regular la vista y el olfato. ES recomendable para los que no se mueven o pierden reflejos. Evita la frigidez y mejora los síntomas de la menopausia.

Propiedades e indicaciones: las hojas contienen un aceite esencial (rico en cineol, cimol y pineno), el glucósido arbutina, un principio amargo, tanino y resina. Sus propiedades medicinales no dependen de ninguno de estos compuestos en concreto, sino que son consecuencia de la combinación de todos ellos.

– Tonificante nervioso: su uso da buenos resultados en caso de astenia, debilidad, agotamiento físico o intelectual y estrés. A diferencia de otros estimuladores, su acción es suave y no crea adicción.

Estimulante de los órganos genitales: se ha comprobado que produce un aumento en el número y en la vitalidad de los espermatozoides. En la mujer, regulariza el ciclo menstrual y estimula las funciones del ovario. En ambos sexos tiene un efecto revitalizante y afrodisiaco, que a diferencia de otros estimulantes sexuales, no tiene efectos secundarios conocidos. Indicada en caso de impotencia masculina, eyaculación precoz y espermatorrea (derramamiento involuntario de semen).

– Diurético suave.

Dosis:

Preparación por infusión. modo de uso, oral. Depositar 10 a 15 gramos de hojas en tres litros de agua hirviendo, apagar el fuego, enfriar, colar y beber tres vasos al día, durante 15 días.

Contraindicaciones

No es tóxica

Investigaciones sobre la Damiana 

Tiene efectos antibióticos contra Staphylococcus aureus y Bacillus subtilis, Escherichia coli, Proteus mirabilis y Pseudomonas aeruginosa. Presenta actividad hipoglicémica. El extracto etanólico de hojas fortalece el Sistema Nervioso Central.

El extracto etanólico obtenido de las ramas de esta planta sólo presentó actividad antibiótica contra Staphylococcus aureus y Bacillus subtilis.

Se describe en la literatura un gran número de casos, los cuales permiten establecer que la damiana es diurética y aumenta el poder sexual.

Consejos:

La Damiana proporciona energía y calma el enfisema y la tos crónica, mitiga la frigidez y los sofocos de la menopausia, reduce la impotencia y la infertilidad, alivia el parkinson, la inflamación de la próstata y beneficia los órganos reproductivos tanto en hombres como en mujeres.

Acido Gamma-linolénico (GLA)

¿Qué es?

El ácido gamma-linolénico (GLA) es un ácido graso esencial de la serie ω-6 (omega 6). Actualmente, el GLA se obtiene comercialmente a partir de plantas como la borraja (Borago officinalis) y la onagra (Oenothera biennis). Dichas especies se cultivan para la obtención del aceite de su semilla.

¿Como actúa?

Los ácidos grasos insaturados como el GLA permiten que las membranas celulares conserven su fluidez, cualidad esencial para que puedan tener lugar los intercambios vitales entre las células. El suplemento de GLA favorece un aumento de la producción de hormonas, las prostaglandinas de tipo 1, cuyos efectos antiinflamatorios son de sobra conocidos. Esta producción se lleva a cabo en detrimento de la síntesis de otras prostaglandinas, las de tipo 2, que tienen un efecto pro inflamatorio.

Si nuestro organismo tiene una carencia de ácidos grasos esenciales, entre ellos de ácido gamma-linoleico, puede presentar alguno de los siguientes problemas:

Pérdida de visión.

Mala cicatrización.

Infecciones frecuentes.

Caída de cabello.

Hipertensión.

Reumatismos.

Alergias.

Piel seca.

Usos del GLA

En la medicina alternativa, el ácido gamma-linolénico se usa para una variedad de condiciones de salud tales como:

Alergias

Eccema

Síndrome de fatiga crónica

Depresión

Colesterol alto

Menopausia

Síndrome metabólico

Psoriasis

Artritis Reumatoide

Además, se dice que el ácido gamma-linolénico previene el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Facilita la pérdida de peso.

Mejora los síntomas de depresión y esquizofrenia.

Alivia los síntomas del síndrome premenstrual.

Corrige la coagulación anormal.

Se están estudiando los beneficios del ácido gamma-linoleico para tratar los siguientes problemas de salud:

Tratamiento del eccema.

Mastalgia cíclica.

Neuropatía diabética.

Osteoporosis

Trastorno de déficit de atención.

Artritis reumatoide.

Dosis:

Puede tardar más de seis meses para que se desarrolle el efecto benéfico completo del GLA. Los expertos recomiendan que el GLA se tome con los alimentos. La dosis terapéutica típica de GLA es:

Para la mastalgia cíclica o el eccema: Alrededor de 200-400 mg diarios (cerca de 2 a 4 g de aceite de onagra o de 1 a 2 g de aceite de borraja)

Para la neuropatía diabética: Alrededor de 400-600 mg diarios de (cerca de 4 a 6 g de aceite de onagra o de 2 a 3 g de aceite de borraja)

Para la artritis reumatoide: Tanto como de 2,000 a 3,000 mg (se recomienda GLA purificado)

Contraindicaciones

Aunque el ácido gamma linolénico generalmente se considera seguro, existe cierta preocupación de que el uso a largo plazo de suplementos que contienen ácido gamma linolénico pueda suprimir la función inmune y aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos.

Además, puede causar estreñimiento y malestar estomacal y náuseas.

Investigaciones

Algunas veces la diabetes causa un deterioro gradual de los nervios, un padecimiento conocido como neuropatía diabética. Evidencia sugiere que el GLA puede ser útil en el tratamiento de este padecimiento. En el número de enero de 1993 del Diabetes Care, un estudio doble ciego, controlado con placebo examinó a 111 personas con neuropatía diabética leve que recibieron 480 mg diarios de GLA o placebo (pastilla de señuelo).

Luego de un año, el grupo que tomó el GLA mostró un progreso significativo en los síntomas comparados con el grupo de placebo. Se han visto buenos resultados en estudios adicionales sobre el GLA y el daño nervioso inducido por diabetes en seres humanos y animales.

Consejos:

Si recibimos un buen aporte de ácido linoleico nuestro cuerpo puede producir, a partir del él, todo el GLA que necesita, pero esto no es siempre así, pues en muchas ocasiones la edad avanzada, demasiado ingesta de alcohol, eccemas o por infecciones, esta conversión no se produce.

Se utiliza, en cosmética, en los productos cuyo objetivo es regenerar la suavidad y elasticidad de la piel. Está especialmente indicado cuando existe sequedad cutánea o se produce sebo en exceso (seborrea).

Escucha nuestro podcast

#FrasedelDía

Dos manos dando un corazón. bondad el ángel de tu salud
"El erudito no considera el oro como un preciado tesoro, sino la lealtad y la buena fe."
Confucio.
“El erudito no considera el oro como un preciado tesoro, sino la lealtad y la buena fe.”
Confucio.