La Hierba del ángel (Eupatorium petiolare) se usa en trastornos digestivos, principalmente dolores estomacales y bilis, así como en afecciones hepáticas, gastritis, indigestión, empacho y también para cólicos en los riñones, además se le emplea como purgante.

En el tratamiento de estas afecciones se aprovechan las hojas y ramas, preparadas en cocimiento administrado por vía oral. Para tratar la disentería y dolor de estómago, se toma antes de los alimentos hasta que ya no se sientan molestias. En caso de reumatismo se utiliza en baños. Para contrarrestar la irritación dolorosa causada al tocar la ortiguilla, se aplica en la parte afectada.

Se le atribuyen otros usos medicinales y se recurre a esta planta, en caso de dismenorrea, para baños posparto, contra los nervios, la tos, para subir de peso, y contra la diabetes y el espanto.

También beneficia al hombre cuando come alimentos descompuestos; relaja y tonifica el sistema nervioso, por lo que aleja los infartos.

Se sugiere tomarla cuando se padecen problemas estomacales cuando se obra con moco, con sangre y dolor.

Emplean el cocimiento de las hojas principalmente para tratar afecciones del hígado y del aparato digestivo. De acuerdo con los estudios médicos, la hierba del ángel es un tónico aromático que estimula el apetito y favorece la secreción de jugos gástricos.
Usos tradicionales; dolor estomacal, bilis, afecciones hepáticas, disentería, gastritis, indigestión, cólico renal, estreñimiento, reumatismo, nervios, tos, diabetes, fiebre, promover la salivación, lavar heridas y llagas, tonificador orgánico.
Observaciones clínicas: actúa a nivel de hígado y estomago fortaleciéndolos y activando sus funciones.

Afecciones hepáticas, cólicos renales, purgante, subir peso, vesícula, reumatismo, bilis, dismenorrea, nervios, tos, espanto, diabetes dolor estomacal, disentería, gastritis, empacho, postparto.

Así mismo, cuando los problemas estomacales se relacionan con amibas, con infección bacterial, en casos en que la erosión de la mucosa intestinal provoca úlcera o en casos de dolor del vientre.

También es útil en padecimientos relacionados con los riñones.

En caso de entuertos se debe realizar un baño con el té, baño de asiento, compresas o lavados de pies.

Francisco Hernández, en el siglo XVI relata que ”es de naturaleza caliente y astringente, detiene las diarreas, aprovecha a los riñones, vuelve a su sitio la matriz caída, alivia la indigestión y cura las fiebres provocando sudor”.

Más información vuelve a aparecer hasta el siglo XX, cuando Maximino Martínez la considera como antipirética, para la gastroenteritis, en padecimientos hepáticos, es sialagogo, tónico y vulnerario.

Unos años después la Sociedad Farmacéutica de México la reporta para la gastroenteritis, padecimientos hepáticos y como tónico

Fórmula Magistral del día

MEJORA LA DIGESTIÓN, ATIENDE DOLORES MUSCULARES Y ES RELAJANTE

PLANTAS: TÉ NAHUATL, TÉ MAZAHUA, TÉ VERDE, PALO AZUL, CHECAIT, FLOR DE CEMPASUCHIL Y HIERBA DEL ANGEL ( USAR COMO AGUA DE USO)

CÁPSULAS: ESPINO ALBAR, PRÍMULA, CRISANTELO Y  SEMILLA DE UVA

Recuerda que tenemos el PODCAST del día de hoy.

#FraseDelDía

“Tú fuiste colocado en la tierra para crear, no para competir”