El rábano negro es una planta salvaje de origen desconocido, que es apreciada desde hace ya milenios por sus claras propiedades medicinales, especialmente por sus propiedades digestivas.

Su cultivo se remonta al Egipto de los Faraones, y desde entonces fundamentalmente se utiliza su raíz, recolectada a finales del verano, ya que posee una envoltura negra a la que se debe su nombre.

Contiene compuestos orgánicos azufrados que, en sí, favorecen el drenaje tanto del hígado como de la vesícula biliar, por lo que ayuda a la eliminación de toxinas y residuos.

Precisamente por esta virtud, está aconsejado para aligerar a los órganos que son víctimas de las modificaciones alimentarias asociadas, por ejemplo, a los cambios de estación, o tras diferentes excesos alimentarios.

Las propiedades tanto colagogas (que facilitan la eliminación de la bilis) y coleréticas (que estimulan la secreción biliar) pueden utilizarse para aliviar problemas biliares y hepáticos, siendo muy interesante para casos de cólicos hepáticos, insuficiencia hepática, alergias digestivas, o migrañas de origen hepático.
Perteneciente a la familia de las brasicáceas, los rábanos son una hortaliza de raíz comestible que en forma y tamaño, son muy variables.
Como es el caso del rábano negro o de invierno, nombre por el que también se le conoce. Este tiene una forma redondeada y grande, que en comparación con el rosa, presenta un sabor más picante, por lo que es empleado para elaborar sopas, guisos y platos con vegetales asados.

Pero esto no es lo único para lo que sirve esta raíz de piel oscura, el rábano negro cuanta con varios beneficios al organismo. ¡Conócelos!

Desintegra cálculos biliares: Así lo demostró la investigación de Hibraín Guillermo Castro Torres, alumno del doctorado de Ciencias Biomédicas de la UNAM, pues al realizar un experimento con este vegetal confirmó que al solidificarse los cálculos y colesterol en la vesícula, se pueden desintegrar al tomar el jugo de este tipo de rábano

Para el hígado
En primer lugar, el rábano negro es muy habitualmente empleado para problemas hepáticos y digestivos en general. Es considerado muy útil para “migrañas hepáticas” y también para dispepsias, inconvenientes biliares y hasta incluso hepatitis. Se emplea muchísimo para esta clase de inconvenientes, tanto consumido como zumo, pero también en medicinas, suplementos y extractos. Un gran hepatoprotector.

Se utiliza principalmente para combatir los problemas de cálculos renales, biliares o lodo negro que se aloja en la vesícula biliar.

Primero es lodo y al no ser expulsado se va haciendo como azúcar y luego crece hasta que se hace un terrón. Entonces será necesaria la operación quirúrgica que no garantiza que no aparezca de nuevo. Se ha visto lodo biliar en las personas que no tienen vesícula biliar, por que proviene del hígado. Se elimina donde estaba alojado temporalmente, pero viene desde el hígado.

Para conocer más detalles escucha nuestro podcast !!!

#FraseDelDia

"En la adversidad recuerda mantener la mente equilibrada "  Horacio