Encina de Mar

Es una de las algas marinas del norte del Océano Atlántico conocida como alga dentada o aserrada. Es de color marrón-oliva y similar a F. vesiculosus y F. spiralis. Crece de un pie discoide y las frondes son planas, de unos 2 cm de ancha, bifurcadas y de hasta un 1 m de largo incluyendo un corto estipe. Se ramifica dicotómicamente de forma irregular. La fronde tiene un nervio central y es fácilmente distinguible de otras especies relacionadas por su borde aserrado. No tiene vesículas llenas de gas, como las encontradas en F. vesiculosus, y tampoco se retuerce en espiral como F. spiralis.

Los cuerpos reproductivos se forman en conceptáculos situados en el interior de receptáculos cerca de las puntas de las ramas. En estos conceptáculos se producen oogonios y anteridios, que después de la meiosis son liberados. Se produce la fertilización y se desarrolla un zigoto que crece directamente en una planta que constituye el esporófito diploide.

Absorbe y sacia dado a que es capaz de absorber hasta 6 veces de su peso en agua por lo que al llegar al estomago, aumenta su volumen y produce efecto saciante.

Retarda la absorción de los azúcares, asi que puede emplearse como coadyudante en la diabetes tipo II.

Debido a su contenido en yodo se preconizó su uso como estimulante tiroideo en casos de bocio y como coadyuvante en el tratamiento del sobrepeso.

Es hipolipemiante, es decir, disminuye el nivel de lípidos en la sangre. Es ligeramente laxante: ejerce esta acción gracias a su contenido en mucílagos (laxante mecánico), al mismo tiempo que protege la mucosa intestinal.

Metionina

Cuando hablamos de proteínas nos referimos a un tipo de nutriente que está compuesto por infinidad de aminoácidos. Algunos de ellos nuestro cuerpo los produce por sí mismo, otros en cambio los debemos obtener a través de los alimentos. Este es el caso de la metionina, un aminoácido esencial en el organismo, pero que nuestro cuerpo no produce, sino que es a través de la ingesta de un determinado tipo de proteína como lo conseguimos.

La metionina es esencial para el buen estado de los tejidos corporales, en concreto de la piel y las uñas. Junto a esto hay que destacar la labor que tiene en el mecanismo de quema de grasas del cuerpo, y es que es la encargada de transportar la grasa hasta las células para convertirla en energía, y lograr así un rendimiento muscular óptimo en todos los sentidos. Este tránsito de las grasas del cuerpo lo que hace es que este aminoácido evite la acumulación de la misma en las arterias y el hígado, y así conseguir una buena salud corporal a varios niveles.

Entre otras funciones que tiene este aminoácido debemos destacar su poder para disminuir las reacciones producidas en nuestro cuerpo por los alérgenos de los alimentos. Además, es algo que se utiliza en muchos tratamientos para la depresión y otros tipos de trastornos psicológicos. Es importante destacar su alto poder antioxidante, que lo convierte en un aliado celular a la hora de evitar los efectos causados por los radicales libres.

Escucha nuestro podcast

“El hombre se descubre a sí mismo cuando se enfrenta a los obstáculos.”