Es originaria de México donde habita en climas cálidos, semicálidos, semisecos y templados desde los 1000 y hasta los 3900 msnm. Está asociada a terrenos de cultivo de temporal, bosques tropicales caducifolios y subcaducifolios, matorral xerófilo, pastizal y bosque espinoso, bosque mesófilo de montaña, de encino, de pino, mixto de pino-encino y de junípero.

Hierba del cáncer, hierba de la calavera, mirto, trompetilla, ajam bomol, petalillo, hierba del ángel, guinda, cachancillo, alfilerillo, miel de abeja, motoye, pantillo, florecita roja, petalito, tatalito, siltic y zapotillo.  Esta hierba contiene grasa sólida, caucho, aceite esencial, ácido tánico 5.35%; clorofila y materia colorante amarilla, un glucósido, resina ácida, glucosa, principios pécticos 8.85%; dextrina, almidón, sales minerales, celulosa y leñosa.

Acciones terapéuticas: Anticanceroso, antiflogístico, antimotílico, antiséptico, antitumoral, antiulceroso, cateréticos, cicatrizante. dermatológica, desecantes. detergente, estimulante uterino, hipnóticos, inductor del parto, oftálmica, resistencia capilar, somnífero, vulneraria.

La planta se emplea en cocimiento normal en forma oral, cutáneo y aplicación local. Hervir durante 5 a 6 minutos, de 10 a 15 gramos de planta en tres litros de agua, colar y beber 4 veces al día, durante un período de 15 a 20 días. la aplicación cutánea (lavado) se realiza en la mañana y en la noche por el tiempo que se considere conveniente. Se ha señalado que esta planta es “algo venenosa”, aunque no se dan detalles sobre esta observación. También popularmente se indica que esta planta es” algo” tóxica.

Como su nombre popular más conocido lo indica, en Michoacán y Morelos se le emplea en el tratamiento del cáncer. Ello abarca diversos padecimientos o los dolores que provoca. Con este fin se toma la infusión de las flores y hojas; para mitigar el dolor de los tumores cancerosos se bebe el cocimiento de las ramas o se aplica sobre los tumores externos.
Destaca sin embargo su uso en varios estados del país, para otros males que involucran algún proceso inflamatorio e infeccioso. Así se le emplea en: heridas (ya sean contusas, infectadas o con llagas), golpes, inflamaciones en general (incluyendo las de la piel o del estómago), tumores o padeci mientos que se manifiestan en la piel como infecciones, granos, llagas o en caso de rozadura en los niños. Por lo general, se utiliza el cocimiento de toda la planta para aplicar lavados o fomentos en la zona afectada, a veces también se ingiere tres veces al día, para quitar el dolor, ya sea solo o acompañado de otras plantas como la hierbamora y el romero. En ocasiones las hojas machacadas se aplican como emplasto sobre el área inflamada.
La yerba del golpe junto con la yerba del cáncer y la yerba mora son utilizadas en Xalapa, Veracruz, para el tratamiento de la enfermedad denominada “pocholocas”, cuyo síntoma es el brote de una especie de granos por todo el cuerpo de los niños y en ocasiones de los adultos. Con las plantas mencionadas se lava la piel para obtener alivio. .
Asímismo, se administra la infusión de la parte aérea, por vía oral, en algunos padecimientos de tipo digestivo, como son: diarreas, disenteria, dolor, ardor o infecciones del estómago y problemas del hígado. Para éstos, en el Distrito Federal se ingiere, en ayunas, combinada con ajenjo (Artemisia absinthium), tatalencho (Selloa glutinosa) y romero (Rosmarinus officinalis). Para mejorar el apetito las parteras de Morelos dan a la embarazada un “té digestivo” elaborado con la raíz de esta planta junto con estafiate (Artemisia ludoviciana), hierba del ángel (Walteria americana)y raíces de yolochíchitl (Eupatorium collinum).
Por otro lado, su cocimiento se ocupa, para “baños de señoras” en Veracruz; en lavados contra flujos vaginales, en Chiapas. En Hidalgo, a las parturientas, después del baño de temazcal, se les frota la espalda y cadera con las hojas machacadas.
Además se menciona su empleo en el tratamiento de paperas, dolor de cintura, caída del cabello y caspa, malestares urinarios o de los ojos, calentura, “recaída” y “recaída de niños”. Además de ser útil para la circulación o purificación de la sangre y como somnífero.

El cocimiento se usa como vulnerario aplicado a las heridas contusas y tumores. También como corroborante para las parturientas frotando la espalda y caderas con la hierba fresca y machacada después del baño de temazcal.

 

 

Te dejamos el podcast de nuestro programa !!!!

 

 

 

 

#FraseDelDia

 

“Solo hay una pequeña parte del universo de la uq esabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú “/ Aldous Huxley