El ácido aspártico es un aminoácido ácido no esencial ya que puede ser sintetizado por el organismo humano y, por tanto cargado negativamente a pH neutro. Su símbolo es D en código de una letra y Asp en código de tres letras. Su fórmula química es C4H7NO4. Es un neurotransmisor y uno de los 20 aminoácidos con los que las células forman las proteínas. Su biosíntesis tiene lugar por transaminación del ácido oxalacético, un metabolito intermediario del ciclo de Krebs (una ruta metabólica, es decir, una sucesión de reacciones químicas, que forma parte de la respiración celular en todas las células aeróbicas). En células eucariotas se realiza en la mitocondria. En las procariotas, el ciclo de Krebs se realiza en el citoplasma, específicamente en el citosol). Se encuentra fundamentalmente en la glándula pituitaria, el hipotálamo y los testículos.

Al igual que todos los aminoácidos, el ácido aspártico se puede encontrar en dos formas llamadas isómetros naturales (ácido aspártico D y ácido L aspártico). El ácido aspártico D juega un papel importante en la producción y secreción de hormonas, así como en el correcto funcionamiento del sistema nervioso. En investigaciones recientes se ha demostrado que actúa como un neurotransmisor especializado en las partes del sistema nervioso que participan en la producción de hormonas, además ha demostrado ser un estimulador en la liberación de la hormona luteinizante (LH) y hormona del crecimiento (GH) de la glándula pituitaria. La hormona luteinizante LH, es el mensajero químico que viaja desde la pituitaria hasta los testículos, donde se activa la producción de testosterona. Además de mejorar la producción de LH, el ácido D-aspártico también ha demostrado tener un efecto estimulante directo en los testículos en la producción de testosterona.

Es muy importante para la desintoxicación del hígado y su correcto funcionamiento ya que al combinarse con otros aminoácidos forma moléculas capaces de absorber toxinas del torrente sanguíneo.

Funciones que desempeña:

Estas son algunas de las funciones más importantes que realiza en el organismo:

  • Nos ayuda a mejorar la fatiga y la depresión.
  • Nos ayuda a eliminar el amoniaco, protegiendo de esta forma el sistema nervioso.
  • Participa en muchas funciones celulares y el metabolismo, en compañía del potasio y el magnesio, rejuveneciendo su actividad.
  • Es indispensable para el mantenimiento del sistema cardiovascular, en compañía del magnesio, el calcio y el potasio.
  • Protege el hígado ayudando a la expulsión de amoniaco.
  • Incrementa la absorción, circulación y utilización de los siguientes minerales: calcio, magnesio, zinc y potasio, a través de la mucosa intestinal, la sangre y las células.
  • Ayuda a la función del ARN y ADN, que son portadores de información genética.
  • Juega un papel importante en la producción y secreción de hormonas.
  • Aumenta los niveles de testosterona de forma natural y segura, hasta en un 42%.
  • Aumento del crecimiento muscular.
  • Mejora la calidad de vida sexual en los varones.
  • Crecimiento.
  • Es inmunoactivador de la glándula del timo.
  • Protege de los efectos dañinos de la radiación.
  • Interviene específicamente en los procesos metabólicos del Sistema Nervioso Central (SNC).
  • Participa en la formación del ácido glutámico o glutamato.
  • Estimula y participa en las conexiones cerebrales y el aprendizaje.
  • Participa en el ciclo de la urea.
  • Participa en la gluconeogénesis (es una ruta metabólica anabólica que permite la biosíntesis de glucosa a partir de precursores no glucídicos).
  • Estimula los receptores NMDA (N-metil-D-aspartato).
  • Participa en la desintoxicación de la sangre.

 

Recuerda que te dejamos el PODCAST del día de hoy. Para que escuches el programa las veces que quieras.