Arginina con Zinc

El aumento de la arginina hace aumentar los niveles de óxido de nitrógeno, lo que ayuda a que las arterias sean más elásticas. Este efecto positivo actúa como reductor de la presión sanguínea y favorece la erección.

La arginina es uno de los aminoácidos más versátiles en cuanto a propiedades y funciones metabólicas se refiere. Aparte de su conocida labor como precursor del óxido nítrico, la arginina también interviene en la síntesis de poliaminas, la prolina, el glutamato, la creatina, la agmatina, y la urea.

En los numerosos estudios realizados, tanto en humanos como en animales, se refleja que el aporte exógeno de la arginina puede producir múltiples efectos farmacológicos beneficiosos. La arginina desempeña un papel fundamental en una serie de funciones celulares, incluyendo el crecimiento muscular, la reducción de grasa, la desintoxicación del hígado y mejora del sistema inmunológico.

Contraindicaciones: Es importante seguir las instrucciones del fabricante para la dosificación y el tiempo que se debe tomarla, ya que no es aconsejable una ingestión continúa. Pueden ocurrir efectos secundarios como el malestar estomacal, incluyendo náuseas, calambres estomacales o un número aumentado de heces. También pueden empeorar los síntomas del asma.

El zinc es un oligoelemento importante que las personas necesitan para mantenerse saludables. Entre los oligoelementos, este elemento se encuentra en segundo lugar solo después del hierro por su concentración en el organismo.

Funciones

El zinc se encuentra en las células por todo el cuerpo. Es necesario para que el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunitario) funcione apropiadamente. Participa en la división y el crecimiento de las células, al igual que en la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los carbohidratos.

El zinc también es necesario para los sentidos del olfato y del gusto. Durante el embarazo, la lactancia y la niñez, el cuerpo necesita zinc para crecer y desarrollarse apropiadamente. El zinc también aumenta el efecto de la insulina.

Contraindicaciones: Según MedlinePlus, tomar zinc en cantidades superiores a 40 mg por día es “probablemente inseguro” y puede causar dolor de estómago, fatiga, fiebre, tos y otros problemas. Las altas dosis de zinc pueden disminuir el volumen de “colesterol bueno”, elevar los niveles “malos” de colesterol, debilitar el sistema inmunológico, alterar el equilibrio de magnesio y reducir la absorción de cobre.

 

Recuerda que ya puedes escuchar el PODCAST del día de hoy:

#FraseDelDía

“Si cada uno se dedica a barrer su propia puerta el planeta estaría limpio” -Madre Teresa de Calcuta”