El descubrimiento de la faseolamina

La faseolamina se descubre en 1975, y es una glicoproteína que proviene de los frijoles blancos. De ellos se extrae una sustancia natural inhibidora proteica de la alfa-amilasa, por lo que detiene a esta enzima.

Al ser un producto natural, no es estimulante y no tiene efectos adversos conocidos.

Además, se cree que la acción de la faseolamina causa una disminución de la liberación de insulina en la digestión.

La faseolamina está creada para desacelerar la digestión de alimentos ricos en almidón, de forma que los carbohidratos consumidos pueden moverse hacia el intestino sin ser convertidos en azúcar o energía.

En general, los carbohidratos se convierten en glucosa por la enzima alfa amilasa liberada por el páncreas y la saliva. Esta sirve como energía, pero si no la usamos se almacenará en forma de grasa. La faseolamina inhibe esa enzima, por lo cual el almidón no se convierte en azúcar, y por tanto, no engordamos. Como no se genera el proceso de quema de calorías del almidón, se genera un gasto energético de la grasa almacenada.

Recuerda seguirnos  con el  #BellezaTotalNutricionPerfecta

Te dejamos el enlace de nuestro podcast !!!