La flacidez tegumentaria (de la piel) es un problema que nos afecta a casi todas las mujeres en mayor o menor medida, en determinado momento de la vida. Esta pérdida de tonicidad de la piel se debe a que los tejidos cutáneos presentan una disminución en su capacidad de sostén al verse reducidas no afectadas las fibras de colágeno y elastina.

La flaccidez cutánea puede afectar casi todos los sectores del cuerpo, dependiendo del caso y de la edad. Los sectores claves en donde surge son: en el rostro (papada, ángulo mandibular y párpados); cara interna de los muslos, abdomen, glúteos y cara interna de los brazos.

Las causas de la flacidez son variadas, y la más frecuente es el paso del tiempo, pero se pueden determinar estos factores como desencadenantes:

  • Perdida de mucho peso
  • Estrías
  • Ingesta de pastillas para adelgazar con anfetaminas
  • Obesidad
  • Ascensos y descensos frecuentes de peso
  • Alimentación desequilibrada
  • Sobre exposición solar
  • Dieta pobre en proteínas
  • Mala hidratación de la piel y del cuerpo
  • Tabaquismo

Recuerden que ya puedes escuchar el PODCAST del día de hoy aquí: