El zinc es importante para el cuerpo de muchas maneras, incluyendo la inmunidad, el crecimiento y división celular, el sueño, el estado de ánimo, sus sentidos del gusto y el olfato, para la salud de su piel y de sus ojos, para la regulación de insulina y para la función sexual masculina. Muchas personas tienen deficiencia de zinc debido al agotamiento de los minerales en los suelo, los efectos de los medicamentos, las dietas basadas en vegetales y otras dietas ricas en granos.

La deficiencia del zinc está relacionada con un aumento de gripes y resfriados, fatiga crónica, depresión, acné, bebés con bajo peso al nacer, problemas de aprendizaje y el bajo rendimiento escolar en los niños, entre otros

  • Los alimentos ricos en zinc son los ostiones, la carne, las aves de corral, las nueces, las semillas y el chocolate sin azúcar (cacao)
  • Un suplemento de zinc es una manera sencilla y barata de aumentar su ingesta de este mineral tan importante, pero asegúrese de elegir un forma quelada para asegurar la capacidad de absorción

El zinc está constituido por al menos 3,000 proteínas diferentes en su cuerpo y es un componente de más de 200 enzimas diferentes. De hecho, el zinc está involucrado en más reacciones enzimáticas en su cuerpo que cualquier otro mineral. El zinc aumenta su producción de glóbulos blancos y los ayuda a combatir las infecciones de manera más efectiva. También aumenta las células asesinas que combaten el cáncer, ayuda a su sistema inmunológico a liberar más anticuerpos y mejora la curación de heridas.

 

Recuerda que puedes escuchar el PODCAST del día de hoy aquí: