Los recién nacidos a veces precisan ser hospitalizados en unidades neonatales, que son servicios de los hospitales donde estos niños tan delicados son atendidos y cuidados por profesionales especializados.

Durante muchos años se ha restringido el acceso de las familias a las unidades hospitalarias de recién nacidos. Se pensaba que su entrada en la unidad y el contacto físico con los niños podía ser perjudicial, al aumentar el riesgo de infecciones. Además, se creía que los recién nacidos, sobre todo los prematuros, no tenían la capacidad de relacionarse o de recordar. Sin embargo, en los últimos años ha habido un cambio de actitud respecto al manejo de los niños que necesitan los cuidados especiales de las unidades neonatales.

Para favorecer la participación de la familia en los cuidados:

  • Se debe favorecer el contacto físico y la interacción de los recién nacidos con sus padres.
  • El niño debería estar en contacto piel con piel con sus padres el máximo tiempo posible.

Recuerda que ya puedes escuchar nuestro PODCAST aquí: