Aunque el maíz en sí mismo se caracteriza por ser un alimento vegetal muy utilizado en la cocina de prácticamente todo el mundo como ingrediente gastronómico, lo cierto es que su utilización medicinal, sobretodo en el caso de sus estilos o estigmas tiende a no ser tan común, en especial en Europa.

De hecho, ¿sabías que la mayor parte de sus cualidades medicinales los encontramos en realidad en las “barbas” o estigmas que rodean los granos, y que desechamos al momento de prepararlo en la cocina?.

Por todo ello, es muy probable que una vez descubras cuáles son sus beneficios y propiedades tiendas a no desaprovechar esta parte tan menospreciada del maíz, especialmente porque su elaboración es tan sencilla como prepararla mediante una decocción.

Beneficios de los estigmas de maíz

Los estigmas o estilos del maíz son útiles en caso de cistitis, litiasis urinarias y otras enfermedades renales, gracias a sus beneficios diuréticos. Por ello también resulta útil a la hora de prevenir y evitar la retención de líquidos (en especial cuando ésta se acompaña de obesidad), y en caso de gota, hiperuricemia, hipertensión arterial y edemas.

En su composición nos encontramos con ácido salicílico, el cual hace que se convierta en un remedio natural como calmante para los dolores de huesos. A su vez, actúa como regulador del sistema nervioso.

Recuerda que aquí puedes escuchar el PODCAST de hoy: