Sistema cardiovascular, Sistema circulatorio, Sistema digestivo, Sistema inmune, Sistema nervioso

Betabel

Nombre científico:  Beta vulgaris L. 

Planta generalmente bienal, de 20-200 cm, monoica. Tallos angulosos, canaliculados. Hojas basales grandes, ovales, con la base cordada y borde ondulado, las superiores menores. Flores poco vistosas, verdosas, con cinco tépalos, acrescentes en las flores femeninas. Las flores se agrupan en glomérulos que se disponen en panículas muy ramificadas. Raíz engrosada y carnosa.

La raíz es la parte de la planta que más se ha estudiado. En ella se han encontrado principalmente los alcaloides alantína, etil metil-amina, isopentil-amina, anilina, benzilamina, etilamina, metilamina, zatina, y el alcaloide del idol, betanina; los falvonoides betagarín, betavulgarín; un derivado hidroxi-metilenedioxilado de la flavona, y dihidro-oroxylín A; los heterociclos de nitrógeno no alcaloideos ácido betalánico, isobetanín, humilixantín y vulgaxantín I y II. La hoja contiene los esteroles avenasterol, dihidro-espinasterol, metil-colesterol, etil-colestadienol, betasitosterol, el alcaloide alantoína, y el flavonoide vitexina.

Aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia, debido a su alto contenido en hierro, también es rica en azúcares y carotenos. Se considera laxante; sirve para mejorar la función hepática y para las infecciones urinaria. Se destaca los folatos y ciertas vitaminas como B1, B2, B3 y B6. Por el contrario, el betabel es, junto con la berenjena o el pepino, una de las verduras con menor contenido en provitamina A y en vitamina C.Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico. La vitamina B2 o riboflavina se relaciona con la producción de anticuerpos y de glóbulos rojos y colabora en la producción de energía y en el mantenimiento del tejido epitelial de las mucosas, mientras que la vitamina B3 colabora en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía.

Se ha demostrado que la ingestión de esta planta inhibe y previene la aparición o el crecimiento de tumores cancerígenos. Por su contenido en folatos resulta ideal para prevenir enfermedades del corazón.
Este alimento constituye un muy buen mineralizante del organismo. Es rico en hierro lo que la hace muy interesante para su consumo en las mujeres, quienes necesitan fundamentalmente este elemento durante el embarazo y durante la menstruación, dos momentos en que se precisa más aporte de este mineral. La ingestión de este mineral, que resulta esencial en la producción de hemoglobina, se hace también necesaria en otros momentos como la presencia de anemias, leucemia o transfusiones muy habituales.
Es, además, un vegetal con propiedades rejuvenecedoras, cuyo consumo puede mantener la juventud durante más tiempo. Su consumo hace que nuestra piel tenga un aspecto más joven y más sano. También hay que mencionar su participación en la producción de la hormona dopamina, que nos previene del malhumor y de los síntomas depresivos. Otro de los elementos rejuvenecedores es el silicio,muy importante para la buena salud de los huesos, las arterias y la piel.

 

Aquí te dejamos el PODCAST del día de hoy: