Enfermedades de la piel, Sistema cardiovascular, Sistema cerebrovascular, Sistema circulatorio, Sistema digestivo, Sistema endócrino, Sistema muscular

Clorofila Natural

La clorofila, en concreto, es un pigmento que puede encontrarse en las plantas verdes y en algunas bacterias y algas. Se trata de una biomolécula esencial para el desarrollo de la fotosíntesis, que es el proceso que llevan a cabo determinados organismos para convertir la luz del sol en energía.
La clorofila se sitúa en los orgánulos conocidos como plastos de las células eucariotas de las plantas y las algas y en las membranas de los sacos llamados tilacoides, presentes en bacterias y otros organismos. Cada molécula de clorofila presenta una cadena de fitol (que permite que la clorofila permanezca integrada en la membrana fotosintética) y un anillo de porfirina (el cual desarrolla la absorción de la luz).
El color verde de la clorofila se debe a que refleja la parte del espectro visible de la luz que corresponde a dicha tonalidad. El pigmento también transfiere este color a los tejidos y a los organismos que lo contienen.

Las sustancias que forman la pared de la clorofila tienen la habilidad de atraer hacia sí, como un imán, y pegarse a las toxinas que circulan por la sangre para sacarlas de nuestro cuerpo.
La contaminación del aire que respiramos y los venenos con que son fumigados los alimentos que comemos, nos intoxican con sustancias como el plomo, mercurio, cadmio, uranio, hidrocarburos, DDT, etc. La habilidad de la clorofila para remover éstas y otras sustancias tóxicas de nuestro cuerpo es muy importante por la gran cantidad de químicos a los que estamos expuestos en este mundo moderno en el que vivimos.

 

En primer lugar, podemos decir que su consumo sirve para desintoxicar y oxigenar el organismo, actuando directamente sobre la sangre para incrementar su producción. Un mayor volumen de sangre nueva repercute en que el oxígeno se traslade con mayor eficacia hacia las células, lo cual beneficia directamente la salud de los órganos más importantes.
La clorofila puede ayudar a prevenir los efectos negativos de la radiación, y también a eliminar los metales pesados y otros desechos de nuestro organismo. Este efecto desintoxicante se complementa con su acción limpiadora en el colon, gracias a la cual aumenta la presencia de la flora bacteriana en el intestino y se reducen las probabilidades de cáncer.
Por otro lado, también es posible mantener fuerte el sistema inmune por medio de un consumo regular de clorofila, ya que una gran cantidad de bacterias y virus no pueden proliferar en el oxígeno y que la clorofila participa en la oxigenación el organismo.

 

Recuerda que puedes escuchar el PODCAST del día de hoy.