Fosfatidilserina con Coenzima Q10

La fosfatidilserina es un tipo de ácido fosfolípido, que presta un papel esencial en garantizar la flexibilidad y permeabilidad de la membran de las células, permitiendo la entrada y salida de nutrientes a cada célula, además de cooperar para excretar los productos de deshecho metabólico producido en las diversas reacciones químicas producidas en el interior de la membrana celular, manteniendo el perfecto estado de salud y normal funcionamiento.

La importancia de la fosfatidilserina también reside en ser un componente activo en la producción de la membrana celular, particularmente en el caso de las neuronas o células del cerebro, y asimismo, sintetizar acetilcolina, un tipo de neurotransmisor con una elevada relevancia en la memoria de corto plazo.

La fosfatidilserina es un tipo de fosfolípido, un bloque de construcción de las membranas celulares. Los fosfolípidos, sustancias solubles en grasas, son moléculas que contienen los aminoácidos y ácidos grasos que se encuentran en todas las membranas celulares dentro de nuestro cuerpo, forman la membrana externa que rodea a cada célula de nuestro cuerpo, que separa el interior de la célula del exterior, controlando el flujo de nutrientes.

 

La coenzima Q10 o ubiquinona es un nutriente que se encuentra presente en todo el cuerpo, pero especialmente en el corazón, hígado, riñones, y páncreas. Nuestro cuerpo la obtiene a través de la dieta y por transformación de otras coenzimas.

Esta coenzima tiene, por una parte, una importante función antioxidante, ya que actúa de manera similar a la vitamina E, pero siendo mucho más potente que esta.

Por otro lado, otra de sus funciones es la de producir energía a nivel celular. Es por ello que si nos sentimos cansados, esto es síntoma de una falta de esta coenzima en nuestro organismo. Finalmente, participa en la respiración celular, por lo que contribuye a la oxigenación de los órganos.

Estas dos funciones principales convierten a la Coenzima Q10 en un suplemento que es excelente para mejorar principalmente el sistema inmunitario y el sistema cardiovascular, así como para protegernos de los radicales libres, entre muchos otros beneficios.