CRISANTELO CON TAURINA

TAURINA:

Se trata de un ácido orgánico derivado de un aminoácido (molécula que sirve para construir proteínas) llamado cisteína. Su nombre deriva del vocablo bos taurus o “bilis de buey”, de donde fue aislada por primera vez a mediados del siglo XIX. En algunos textos suele considerarse como un aminoácido, aunque difiere de la mayoría de los otros aminoácidos en que no se incorpora a las proteínas, sino que se encuentra libre en la mayoría de los tejidos animales.

La taurina es un producto de desintegración del azufre que contiene los aminoácidos cisteína y metionina. Contrariamente a la creencia popular, no hay ningún aminoácido taurina en el sentido científico estricto, ya que no contiene ningún grupo carboxilo. Exactamente se trata de un aminoácido llamado sulfónico.

Se pueden beneficiar de tomar taurina

•Las personas que padecen epilepsia.

•Los deportistas.

•Las personas hipertensas.

•Los diabéticos.

Los efectos de la taurina contribuyen a:

•Mejorar el tiempo de recuperación ante el cansancio muscular.

•Tener mayor respuesta al realizar esfuerzo físico.

•Prevenir ataques epilépticos y estados de ansiedad.

•Disminuir cambios relacionados con el envejecimiento.

•Eliminar radicales libres (moléculas causantes de envejecimiento).

•Reducir el riesgo de problemas de visión.

•Proteger al cerebro de los daños producidos por el alcohol.

CRISANTELO

Es un majestuoso árbol deciduo que alcanza 30 m de altura con una circunferencia de 6 metros. Sus hojas planas en forma de abanico tienen dos lóbulos. Son dioicos, es decir, flores femeninas y masculinas aparecen en diferentes árboles.

La parte de la planta que se usa con fines medicinales es la hoja, donde se encuentran dos grupos de compuestos activos: los flavon-glicosidos y los terpeno lactones.

Los flavon-glicosidos cuyo contenido en el extracto es de 24 por ciento, son una mezcla de bioflavonoides que incluyen la quercetina y el kaempferol, que realiza la poderosa acción antioxidante el extracto, capaz de evitar o disminuir la agregación de las plaquetas en la sangre para prevenir el desarrollo de la ateroesclerosis. Es de acción importante, para beneficiar el sistema nervioso particularmente el cerebro.

Es una planta “tónica”, anticoagulante, anticolesterolizante, antidepresiva, hipotensora y tonificante (de los vasos sanguíneos). Es útil en el tratamiento de numerosas enfermedades relacionadas principalmente con la circulación de la sangre.

Es antioxidante poderoso, estimulante principalmente de los sistemas vascular y nervioso central e inhibidor de la sustancia que activa la tromboplastina, responsable de la coagulación de la sangre. Esta sustancia activadora de la tromboplastina tiene que ver con los procesos biológicos del asma, el ataque cardiaco, el rechazo de órganos de transplante, la circulación de la sangre y la formación de los coágulos de sangre que ocasionan los ataques al corazón y algunas cardiopatías.

Las acciones más importantes son: aumentar y mejorar el flujo de sangre al cerebro y al sistema nervioso central, estimular la circulación sanguínea periférica, regular la viscosidad de las plaquetas de sangre, mejorar el tono y la elasticidad de los vasos sanguíneos y proteger el organismo del daño que causan los radicales libres.

Escucha nuestro podcast