Sistema circulatorio, Sistema digestivo, Sistema muscular, Sistema nervioso

Té Yaqui

Las hemorroides, o comúnmente conocidas como almorranas, son vasos sanguíneos dilatados en la zona del ano y del recto, provocando hinchazón, dolor y sangrado.

Se clasifican en dos tipos de hemorroides en función de su ubicación: las hemorroides internas y las hemorroides externas.

Las hemorroides internas ocurren en el ano. No causan dolor en general, siendo detectadas cuando hay pérdida de sangre o cuando hay un prolapso durante la defecación. Acaban por tratarse a sí mismas, ya que no hay hinchazón.

Las hemorroides internas se clasifican en 4 grados:

Hemorroides grado 1 – Las hemorroides de grado 1 son visibles y no prolapsan a través del ano.

Hemorroides grado 2 – Las hemorroides prolapsan a través del ano durante la evacuación, pero retornan adentro espontáneamente.

Las hemorroides internas de grado 2 suelen pasar desapercibidas a los enfermos y a veces el único síntoma es el sangrado. En otros casos causan dolor cuando surge una trombosis hemorroidal o cuando el esfuerzo crónico para evacuar causa el prolapso de la hemorroide afuera del canal anal.

Hemorroides grado 3 – Las hemorroides prolapsan a través del ano y solo retornan con ayuda manual.

Hemorroides grado 4 – Las hemorroides prolapsan a través del ano, pero no es posible que retornen adentro ni siquiera con ayuda manual.

Varices

Varices superficiales: Es el tipo más frecuente. Conocidas como telangiectasias o arañas vasculares son varices de pequeño tamaño, muy visibles, que suelen causar preocupación.

Varices tronculares: Pueden presentar diferentes grados de dilatación y son las varices propiamente dichas: venas dilatadas y que pueden ser más o menos visibles.

Escucha nuestro podcast