Magnolia Japonesa

Es nativo del sudoeste de China (Sichuan, Yunnan), y cultivado por siglos en China y en Japón. Fue introducido en primer lugar, a países de idioma inglés, de ejemplares japoneses, y por eso también llamado “magnolia japonesa”, pero no es nativa de Japón. Se cultiva como ornamental en Norteamérica y Europa, aunque no es tan vigoroso como sus híbridos.

Es un arbusto deciduo, excepcionalmente un pequeño árbol, de 4 m de alttura (más pequeño que muchas otras magnolias), y saca pimpollos profusamente en primaveras tempranas, con grandes flores rosas a púrpura.

Es el pariente de su ancestro, el bien popular híbrido magnolia saucer.

 

Se emplea principalmente para tratar padecimientos del corazón. El tratamiento recomendado es hervir la corteza con las flores e ingerir el cocimiento resultante como té, tres veces al día. En cambio en otras regiones la utilizan como un eficaz diurético, para ello hierven la corteza con las flores para que la infusión sea tomada como agua de uso. Es de empleo muy antiguo; en el siglo XVI era usada para fortalecer el corazón y aliviar malestares estomacales.

Más tarde las hojas se utilizaban como astringente y en cocimiento para curar la gota. Desde el presente siglo, la infusión de las flores se usa como antiespasmódico.

Investigadores japoneses han determinado que “honokiol” y “magnolol”, dos sustancias químicas que se encuentran en la corteza de la magnolia, son hasta 1.000 veces más potente que la vitamina E en la actividad antioxidante. Estos dos compuestos activos se cree que contribuyen a los anti-estrés y el cortisol-equilibrio de los efectos principales de la planta. Numerosos estudios en animales han demostrado el honokiol funciona como un agente anti-estrés en dosis más bajas. Magnolol, un compuesto aislado de la corteza de Magnolia officinalis, se ha encontrado que poseen actividad anti-alérgica y anti-asmática.

 

Te dejamos el enlace de nuestro podacst !!!