Sistema digestivo, Sistema muscular, Sistema nervioso, Sistema respiratorio

Toronjiles

El toronjil es una hierba de unos 40 a 60cm, aunque en algunos casos la reportan hasta de 1.5m de altura. Sus tallos son cuadrados. Sus hojas tienen forma de lanza y en su parte inferior son más anchas que en la superior, los bordes de las hojas son dentados y con pelos por el envés. Tiene flores en racimos terminales, en número de 5 hasta 20, con forma tubular, de color rojo vivo o rojo-morado y sus frutos son color café. Es una planta aromática.

El toronjil es originario de México; está presente en climas cálido, semicálido y templado entre el nivel del mar y los 780 m y desde los 1600 a los 3900msnm. Hierba asociada a bosques tropicales caducifolio, subcaducifolio y perennifolio y a bosques espinoso, mesófilo de montaña, de encino, de pino y mixto de encino-pino.

En la medicina tradicional, esta planta se usa frecuentemente para tratar el espanto, como ocurre en los estados de México, Hidalgo, Michoacán, Morelos y Puebla. Con este propósito se emplean diversos preparados, generalmente acompañados de otros componentes. El cocimiento de esta planta junto con flores de cempasuchil (Tagetes erecta) o las hojas de esta planta (toronjil blanco), más toronjil extranjero mastranso  y hierba del burro (Eupatorium petiolare), maceradas en agua o alcohol, se utilizan para bañar al enfermo. O basta tomar por las mañanas un té preparado con toronjil rojo y Santo Domingo , antes de las doce del día. La cocción del toronjil rojo con el morado y el blanco, se aconseja frotado en el cuerpo de los niños espantados, se les cubre con un lienzo hasta que suden, pero antes se les unge en las corvas y piernas con”espíritus de untar”; esto se hace tres veces por semana. O bien, se macera el toronjil en un litro de refino, acompañado de pericón (Tagetes lucida), ruda (Ruta chalepensis), estafiate (Artemisia ludoviciana var) y cempasuchil, y se deja reposar hasta que el macerado se torne verde. De este preparado se toma una cucharadita diaria hasta sanar, o también puede mezclarse solamente con hierba del golpe (sp. n/r) y con refino.

En el tratamiento de enfermedades de los nervios y el susto, que se adquieren cuando se reciben impresiones fuertes (como ver un accidente, un muerto o por salir de un lugar caliente a un lugar frío), la planta se prepara combinada con los toronjiles blanco y azul. Otros curanderos recomiendan darlos junto con canela , manita  y tila.

En algunas comunidades también se emplea en la curación del mal de ojo, provocado principalmente por la mirada pesada de las personas que afecta a los niños. Además entre mixes, zapotecos y totonacos, se le utiliza para resolver la caída de mollera, de la cual se dice que afecta a niños y adultos a consecuencia de golpes en el cráneo, por cargar objetos pesados en la cabeza o por caídas. Este padecimiento se describe como hundimiento de la mollera (depresión de la fontanela, que en los niños es muy fácil que suceda, cuando se les agita, se caen o se les arrebata la teta), además se presenta vómito, diarrea, heces fétidas, ojos hundidos, fiebres, llanto sin lágrimas, boca seca, labios resecos, ronquidos al respirar o mamar, tristeza, ojos semi abiertos al dormir, inquietud en el sueño, no pasan el alimento, piel seca, arrugada, caída de la campanilla, debilidad y una pierna aparece más corta que la otra. Se trata mediante los procedimientos llamados chupar la mollera, paladear o cubrir la mollera. En estos casos el toronjil es utilizado como infusión, a la que se agrega un trozo de tela nueva, carbón y corcho quemado, por dos o tres veces al día.

El cocimiento administrado por vía oral, se recomienda en diversos padecimientos principalmente en problemas gástricos como dolor de estómago, cólico de estómago, corajes, dolor intestinal, empacho y para la digestión. También se usa en alteraciones cardiovasculares como dolor de corazón y cuando se tapan las venas. Se refiere útil en casos de regla retrasada, en alferecía morada o amarilla, cuando hay tos, insomnio, diabetes y venteados. Junto con hojas de guayaba, ajenjo y muicle (Jacobina spicigera) tomado en ayunas, es provechoso contra la diarrea. La maceración en agua o alcohol de las hojas junto con las de toronjil blanco, toronjil extranjero, mastranso y hierba del burro se indica en baños, o utilizando las ramas en té para el tratamiento de los nervios.

 

Te dejamos el podcast de nuestro programa !!!!

 

 

 

#FraseDelDia

 

“Nuestra ansiedad no viene de pensar en el futuro sino de querer controlarlo”/ Kalil Gibran