Enfermedades de la piel, Sistema cardiovascular, Sistema cerebrovascular, Sistema circulatorio

Paba con Tepezcohuite

La PABA o Ácido Paraaminobenzoico es una de aquellas vitaminas “conflictivas” ya que para algunos es una vitamina más del grupo B y para otros solo sería parte del ácido fólico.

  • Ayuda a frenar la caída del cabello y puede ayudar a evitar o frenar la aparición de canas.
  • Ayuda a proteger la piel de los daños causados por la radiación ultravioleta (quemaduras solares)
  • La PABA o Ácido Paraaminobenzoico es una buena aliada de la piel (para las manchas, patas de gallo, flacidez, etc.) Algunas personas comentan que han visto detenerse el avance de su Vitíligo (casos en los que la piel va perdiendo su pigmento y quedan zonas muy blancas)
  • Influye en la eficacia y formación del ácido fólico, al estimular la formación de determinadas bacterias intestinales.
  • Puede aumentar nuestra vitalidad ya que aumenta el suministro de oxígeno a nuestros tejidos y colabora en la formación de los hematíes.

Puede disminuir el efecto de sulfonamidas o antibióticos.
Vómitos y diarrea
Prurito, dermatitis y erupciones
Enfermedades hepáticas
Mortalidad en niños pequeños
También se debe tener en cuenta que los complementos de PABA interfieren en la absorción de algunos antibióticos y que su uso debe evitarse durante el embarazo y la lactancia.

La jurema: Contra padecimientos internos como hiperacidez, gastritis, úlcera péptica y duodenal, colitis, hemorroides y migraña.
Contra quemaduras de segundo y tercer grado, supuestamente suprime rápidamente el dolor y cicatriza sin dejar huella. Contra parásitos o problemas gastrointestinales.
Contra quemaduras leves, afecciones de la piel, manchas, hongos (simple y zoster) y herpes.

Es  analgésico, antibiótico, antihemorrágico, cicatrizante, desinflamante y regenerador. Cura: úlceras pépticas, prostatitis, heridas, quemaduras, fístulas y jiotes. El tepescohuite tiene un uso eficaz en la curación de úlceras internas en el estómago o en el intestino; detiene las hemorragias, desinflama, regenera y cicatriza sin dolor, debido a su acción analgésica.

Las consecuencias más inmediatas por consumo de corteza de raíz de la Mimosa hostilis suelen ser las náuseas y los vómitos.
Los efectos secundarios dependen principalmente de la cantidad ingerida. Las dosis mortales son muy infrecuentes ya que, al aparecer las mencionadas náuseas y vómitos, se suele detener la ingesta de la corteza.

 

Si te perdiste el programa en vivo no te preocupes, aquí te dejamos el PODCAST del día de hoy para que lo escuches las veces que quieras.

 

#FraseDelDía

 

Siembra un acto y cosecharás un hábito, siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharas un destino.  -Charles Reade