Enfermedades de la piel, Sistema circulatorio, Sistema digestivo, Sistema respiratorio

Savia de Bambú

El bambú es una planta en forma de caña que crece formando grandes bosques, siendo también habitual en jardines orientales, por su tallo elegante.

Tomado bajo distintas formas (jugo, emplastos, comprimidos, etc.), el bambú es un verdadero regalo de la naturaleza por sus numerosas propiedades terapéuticas.

El bambú puede encontrarse en muchos lugares del planeta; sin embargo, es una planta oriunda del Asia. Es el arbusto más alto del mundo y ha sido utilizado por generaciones para remediar distintas enfermedades, ya que contiene propiedades curativas múltiples. Hoy presentamos algunos ejemplos de beneficios que ofrece dicha planta a la salud humana.

Las hojas de este arbusto pueden ser empleadas para aliviar trastornos digestivos. Es un excelente tonificador de los músculos del estómago por lo que favorece su actividad. Ayuda a tratar problemas gástricos y e indigestiones. Al ser antiespasmódico, el bambú relaja el estómago, evitando espasmos intestinales. Además, controla la diarrea.

El bambú tiene propiedades germicidas, de modo que puede eliminar los parásitos intestinales. Basta con preparar una decocción con sus hojas y se destruyen los gusanos. Esta planta suele utilizarse para el tratamiento de las úlceras porque facilita la circulación sanguínea. Ayuda en la limpieza y curación de los males ulcerosos.

Es muy eficaz para combatir los trastornos respiratorios. Sus propiedades antiespasmódicas lo convierten en un buen remedio contra los ataques asmáticos, espasmos bronquiales y congestiones de las vías nasales. También favorece la regularidad de los períodos menstruales y alivia los malestares propios de este evento.

Te dejamos el enlace de nuestro podast !!!!