Cápsulas D. Té Blanco

Arbusto perenne, de hasta 10 metros de altura, y en las especies cultivadas unos 2 metros, con hojas alternas, de color verde obscuro y brillante, ovadas u ovado-lanceoladas, pecioladas, coriáceas, convexas, con el margen algo serrado y enteras por la base. Las flores son pequeñas, blanquecinas, axilares, solitarias y algo caídas, y se agrupan en pares o de tres en tres, con una corola con cinco a nueve pétalos desiguales. El fruto es una cápsula trígona o esferoidal, con tres celdas y una o dos semillas en cada una de ellas.

Las catequinas, un grupo de Polifenoles Antioxidantees encontrados en el té blanco, se ha probado que reducen el colesterol, reducen la presión sanguínea, y mejoran las funciones de venas y arterias, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Puede disminuir las placas arteroesclerósicas, reducir los carcinomas, reducir el riesgo de un accidente cerebrovascular, una insuficiencia cardíaca,  la diabetes y la protección de la piel por un daño causado con radiación ultravioleta.

También es efectivo para bajar el colesterol, Protege al del corazón por adelgazamiento de la sangre y disminución de la presión arterial. El té blanco protege el corazón y el sistema circulatorio. El té blanco puede también tener efectos beneficiosos para los enfermos de artritis y osteoporosis. Comabate la placa dental.
Ayuda a proteger contra el resfriado común y la gripe, y puede ayudar a aliviar los síntomas del VIH.

Se toma generalmente en infusión, y esporádicamente en cápsulas, extractos o tinturas.

Una de las contraindicaciones que presenta es por el contenido en cafeína. De todas formas, es mucho menor que la que contiene por ejemplo el té rojo. Muy pocas personas son las que deberían moderar el consumo de este té por esta razón. Son aquellas que sufren de vez en cuando ataques de nerviosismo o ansiedad.

Recuerda que si se te paso escuchar el programa este día, no te preocupes AQUÍ te dejamos el PODCAST para que lo puedas escuchar las veces que quieras.

 

#FraseDelDía

 

“Las mejores y más bellas cosas del mundo no pueden ser tocadas o vistas. deben ser sentidas con el corazón”.