Cidra Fruto

La cidra es la fruta que nace del cidro, un arbusto de ramas espinosas y espinas en las axilas de las hojas. Es un cítrico muy parecido al limón, de color verde o amarillento, cuya piel es muy utilizada en las confituras. Sus propiedades le convierten en un fruto muy preciado para las dietas de adelgazamiento y es un excelente regenerador celular, entre otras cosas.

El origen de la cidra es desconocido, pero se encontraron semillas en las excavaciones que se llevaron a cabo en Mesopotamía. La historia cuenta que la cidra era un alimento básico de la dieta romana. Diferentes civilizaciones fueron extendiéndola por el mundo y fueron los españoles quienes introdujeron este árbol en América.

Las características que posee la cidra le otorgan propiedades que resultan muy beneficiosas para el corazón, porque regula el ritmo cardiaco. También es eficaz como analgésico, antiinflamatorio y tiene efectos anti cancerígenos. Por su alto contenido en fibra es un buen alimento para la digestión y su agua se usa como diurético en tratamientos adelgazantes.

Los valores nutritivos de la cidra le encumbran como una fuente natural de vitamina C, A y B, proteínas, carbohidratos, calcio, potasio, aminoácidos, antioxidantes y fibra. Posee un bajo contenido calórico y no contiene grasas saturadas ni colesterol.

El jugo de la cidra se ha utilizado desde la antigüedad con fines terapéuticos, sobre todo para problemas intestinales y pulmonares. Su aceite natural se considera un antibiótico y, en ocasiones, se creía que era un antídoto efectivo contra los envenenamientos.

Su alto contenido de antioxidantes le habilita para la prevención del envejecimiento y ayuda a la circulación. Su eficaz efecto diurético facilita la eliminación de líquidos. Su alto contenido en fibra, lo convierten en un alimento ideal para realizar la digestión y facilitar los procesos intestinales.

Escucha nuestro podcast