Cáps. B Alga Spirulina Cianobacteria OV-7.5

La spirulina es un superalimento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de vacuno y contiene una sorprendente variedad de elementos nutritivos: vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucleicos (ADN y ARN), clorofila, y una amplia gama de fitoquímicos.

La espirulina sirve para mejorar su rendimiento deportivo. En el centro de formación deportiva más grande de China entrenadores han informado de que mejora la recuperación y estimula el sistema inmunológico.

El consumo de este alga es un aporte a la dieta diaria de interés por su alto contenido en proteínas y minerales. Está en la actualidad en fase de investigación todos los beneficios que puede generar pero algunos de ellos se comienzan a vislumbrar.

Entre los beneficios atribuidos de la espirulina podemos encontrar:

  • Ayuda al incremento de la masa muscular por su alto contenido en proteínas. Se ha utilizado con efectos muy positivos en niños con desnutrición en combinación con la comida habitual (no es un sustituto de las comidas).
  • El aporte energético que supone tomar espirulina es apto para personas con un alto desgaste a nivel intelectual y físico.
  • Aporte de hierro derivado de la clorofila que posee.
  • Aporte de vitamina A: importante para el transporte sanguíneo y la vista, por ejemplo.
  • Beta-caroteno que contiene la espirulina: que es muy útil para proteger la piel del efecto del sol por la estimulación en la secreción de melanina.
  • Vitamina E
  • Aporta minerales como: calcio, fósforo, hierro, manganeso, cromo, magnesio, zinc, germanio y cobre.
  • Actúa sobre las prostaglandinas consiguiendo un efecto antiinflamatorio que es bueno para enfermedades como la artritis

Protege el corazón ya que su alto contenido en compuestos que derivan en ácidos grasos omega 6, los hacen especialmente indicados para el colesterol, triglicéridos y en general mejorar la sangre para evitar problemas arteriales. Esto supone también una reducción en el riesgo de sufrir anginas de pecho, infartos y problemas cardíacos derivados del exceso de grasas en la sangre.

La espirulina tiene una pared celular suave que permite que sus nutrientes sean altamente biodisponibles, se digiere y se absorbe con poco esfuerzo, lo que proporciona rápidamente nutrientes y energía; por esta razón, es un alimento ideal para los ancianos, los anémicos, los diabéticos y otros enfermos faltos de digestión y absorción, estimula la restauración de la flora benéfica intestinal; previene la formación de las úlceras pépticas y ayuda a curar éstas.

Desinfecta, regenera y cicatriza los tejidos para curar las heridas.

Escucha nuestro podcast

#FrasedelDía

“He visto pocos morir de hambre, de comer cientos”

Benjamin Franklin.