Hongo Maitake

Los hongos Maitake crecen por lo general cerca de las bases de troncos en descomposición y en tocones de madera dura, siendo los robles y las coníferas los mejores anfitriones para esta especie. Además de sus dimensiones, otras características particulares de estos organismos son su color blancuzco o gris castaño y sus numerosos sombreros ondulados que se estructuran en grandes racimos de rosetones.

Sus ejemplares crecen en forma natural en las montañas del noreste de Japón y en la región de las Montañas Rocallosas de los Estados Unidos, y se caracterizan por el gran tamaño de su cuerpo fructífero que puede alcanzar los 40 centímetros.

Se emplea para hipertensión, diabetes, colesterol, longevidad, infecciones de origen vírico. Modula el sistema inmunológico y mejora la tolerancia a la quimioterapia.

Además de sus propiedades antitumorales, en los últimos años distintos investigadores han descrito otros efectos terapeúticos: antifúngico, antibacteriano y antiparasítico, antivírico (virus de la gripe) , antivírico (VIH), confirmado por el Instituto Nacional de la Salud de Japón y por el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. en 1992 ; anti-hipertensión en ratas y humanos, anti-colesterol , anti-hepatitis en ratas y humanos, anti-diabetes en ratones y humanos, anti-síndrome de fatiga crónica, anti-osteoporosis, anti-enfermedad de Alzheimer, anti-obesidad, anti-estreñimiento, anti-artritis reumatoide en ratones, protector hepático, actividad antioxidante, control de candidiasis vaginal.
ENB, Grifola frondosa
El hongo Maitake se ha utilizado tradicionalmente para la hipertensión, la diabetes y el colesterol.
La medicina oriental la ha utilizado en casos de fatiga crónica e infecciones recurrentes. Y también como parte del tratamiento en infecciones de origen vírico.
Recientemente en el Japón, se vienen realizando muchos estudios sobre su utilidad en casos de cáncer, tumores y Sida. Esa tendencia a modular el sistema inmunológico puede ser de gran ayuda para fortalecer nuestro propio sistema de defensa.
Algunos pacientes observan que mejora su mayor tolerancia a la quimioterapia disminuyendo el agotamiento y las nauseas.

Varios estudios demuestran que el hongo Maitake mantiene una actividad de descenso de la presión sanguínea en las fracciones SE-SA y SE-IA. Se advierte también una actividad antidiabética. El suministro de Maitake en contraste a un grupo de control, demostraron un cambio en los niveles de insulina y triglicéridos en el plasma y a la vez una reducción efectiva de glucosa.

Aquí puedes escuchar el PODCAST del día de hoy:

#FraseDelDía

“Sigue haciendo lo que siempre haz hecho y serás lo que siempre haz sido” – ANÓNIMO-