Herbolaria para mascotas

La curación a través de las plantas y las hierbas es, de entre todas las formas de medicina tradicional, la mas antigua y ha sido empleada por todas las Culturas, en Africa, en la Amazonia, entre los indios americanos, los aborígenes australianos, en la India, en Persia, Egipto, la antigua Grecia y, por supuesto, por los Chinos; de hecho el tratado “Shennung” sobre hierbas, escrito probablemente hacia el año 2,700 A.C. es uno de los mas antiguos que se conocen y aun hoy se aplican sus enseñanzas y formulas para curar no solo a los hombres, sino a los animales domésticos en ese vasto país.

Los medicamentos alternativos para los animales son muy saludables y económicos. Muchas veces los antibióticos convencionales pueden matar las bacterias que afecten el sistema inmunológico, pero también puede barrer las bacterias benignas. Esto puede traer complicaciones para la digestión. Es por eso que proponemos la utilización de componentes nacidos de la madre tierra. No traen efectos secundarios, como lo que pueden aparecer cuando se ingiere algún medicamento fármaco, y no mata las células buenas que permiten el buen funcionamiento del organismo.

Propóleo de abeja:

El propóleo es eficaz contra las infecciones bacterianas y para los virus. El propóleo de abeja se puede ingerir en forma de miel o de jalea real.

Pasto de trigo y centeno:
El pasto es rico en nutrientes, vitaminas y aminoácidos y es usado para desintoxicar a los perros, así como también como tratamiento opcional para el cáncer, los trastornos digestivos, las enfermedades del páncreas, las condiciones de la piel y el pelaje y las enfermedades respiratorias.

Ajo:
El ajo es un antibiótico que se ha usado para tratar parásitos además de cáncer, diabetes, y enfermedades del hígado, del corazón, disfunción renal y las infecciones por estafilococos (que pueden provocar infección en heridas de la piel)

Levadura de Cerveza (Nivel interno):
Aparte de dejarles un pelo brillante y fuerte, ahuyenta las pulgas. La vitamina B1 es la responsable. Algunos estudios dicen que ayuda a que la sangre tenga un olor que a los parásitos como pulgas y mosquitos les parece muy desagradable. De ahí que piquen a algunas personas y no a otra. Aclaremos que eso no tiene nada que ver con el olor corporal. Es algo que sólo detectan estos animalitos.

Aparte de este efecto ahuyenta pulgas, la levadura les supone también un gran aporte de nutrientes como el Hierro, B12, Zinc, Cromo, proteínas y vitaminas del grupo B. Este tipo de levadura se vende en herbolarios y tiendas de productos naturales.

Escucha nuesro podcast