Sinicuiche

La flor de sinicuiche es conocida también con el nombre de hierba de los espíritus. Es un arbusto herbáceo perenne que puede llegar a medir hasta 3 metros de altura y cubrir una extensión de 6 metros de diámetro. Produce unas pequeñas flores de color amarillo brillante que cuentan con 6 pétalos. Sus hojas son ovaladas y presentan diferentes colores, que varían desde el color verde claro al verde oscuro.

Efectos relajantes del consumo de la flor de sinicuiche

La bebida que se prepara con la flor de sinicuiche lleva el mismo nombre y contiene 16 alcaloides activos diferentes. El principal compuesto es la fenilalanina, cuya estructura es similar a la dopamina y a la adrenalina, lo cual le brinda el conocido efecto relajante.

Según diferentes estudios, el consumir la flor de sinicuiche produce relajación del aparato músculo esquelético. Además, disminuye la frecuencia cardiaca, dilata los vasos coronarios, reduce la presión arterial e inclusive produce un leve efecto alucinatorio, tanto visual como auditivo. Debes tener presente que, si bien brinda una gran relajación corporal, el uso de manera continuada puede obstaculizar la memoria a corto plazo.

Disentería, fiebre, sífilis, aperitivo, laxante suave, afecciones renales, limpiar la sangre, hemorragias, mejorar la digestión, diarrea, bronquitis, llagas, granos.

Standley dice que se usa como emética, antisifilítica, hemostática, febrifuga, diurética, laxante, vulneraria. El vulgo emplea el cocimiento como depurativo y desinflamatorio, al exterior contra las úlceras.

Se hace un cocimiento suave de ingesta oral. Hervir durante 2 a 4 minutos, de 10 a 15 gramos de planta con 3 litros de agua, colar y beber 4 veces al día, durante un período máximo de 15.

Las hojas secas pueden ser usadas para hacer té, sola o en combinación con otras hierbas. 10 gramos de hierba seca será suficiente. Mezcla con 3 copas de agua caliente y deja cocer un rato o déjalo en el sol durante un día, antes de beber.

Escucha nuestro podcast

#FrasedelDía

“Cuida que la vida no sea un largo proceso de cansancio”

Samuel Butler

Guardar