Plantas Analgésicas

El dolor es una percepción que se produce cuando las terminaciones nerviosas reciben un exceso de estímulos y envían al cerebro una señal de alerta. Un exceso de estímulos puede ser un exceso de calor o de presión (golpe fuerte) o un cambio producido por agentes químicos extraños en nuestro organismo. La naturaleza nos provee de plantas medicinales y remedios para aliviar el dolor.

Un sistema nervioso alterado nos hará sentir dolor con más intensidad y la inflamación de los tejidos produce dolor, ya que se oprimen las terminaciones nerviosas locales. Por eso, además de las plantas analgésicas, plantas relajantes del sistema nervioso o plantas antiinflamatorias ayudan también a reducir el dolor.