Macadamia hoja

La Macadamia no es como mucha gente piensa un lugar del mundo, sino el nombre del árbol que da unas exquisitas nueces. Este fruto seco era uno de los alimentos básicos de los antiguos aborígenes australianos, pero no empezó a conocerse hasta que fue redescubierto por el botánico inglés Allan Cunningham, en 1828. El árbol empezó entonces a ser cultivado por los horticultores, que no tardaron en dar con su interés comercial. Hoy, las nueces de macadamia se recolectan en muchas zonas de clima cálido y subtropical, como Nueva Zelanda, Hawai, Sudáfrica, Malawi, Kenia, Israel y Brasil.

La macadamia es una nuez con forma de avellana de color blanquecino. Su sabor cremoso, ligeramente dulce y almendrado ha conquistado el paladar de los consumidores más exquisitos. De hecho, se ha catalogado como la reina de las nueces, algo que también se deja notar en su elevado precio. Al igual que el resto de los frutos secos, la macadamia es rica en calorías y grasas, aunque éstas últimas son principalmente insaturadas, o sea, que son beneficiosas para la salud cardíaca.

Beneficios:

Tiene efecto antiinflamatorio

Estos frutos secos nos ayudan a mantener unos huesos y dientes sanos

La macadamia cuida y mejora el estado general de la piel

Combate el estreñimiento

Las macadamias fortalecen el sistema inmunitario

Cuidan de nuestro sistema nervioso favoreciendo su buen funcionamiento

Tiene propiedades suavizantes

Da elasticidad a la piel

Poseen efecto saciante y reductoras del apetito

Ayudan a mejorar los casos de depresión leve

La macadamia favorece que se queme grasa más rápido

El aceite se usa como mascarilla para revitalizar el cabello estropeado y seco

Son un complemento excelente para deportistas y niños

Macadamia integrifolia

Estimula la pérdida de peso, ayuda a combatir enfermedades como la diabetes, disminuye los riesgos de enfermedades cardiacas, combate los procesos inflamatorios, fortalece el sistema inmunológico, combate el estreñimiento y otros padecimientos estomacales.

Como si fuera poco, fortifica los huesos, mejora el funcionamiento de los sistemas digestivo y nervioso, protege la piel, resguarda la flora intestinal y previene el envejecimiento, por su amplia proporción de antioxidantes, que le han hecho gozar de una gran popularidad.

En personas mayores ayuda a combatir la osteoporosis, y en las mujeres embarazadas interviene en la formación de tejidos conectivos, músculos y plasma sanguíneo.

Las hojas de macadamia contienen potasio. El potasio es un elemento necesario para que nuestro cuerpo necesita para realizar funciones específicas. Funciona junto con la piridoxina en el desarrollo de los neurotransmisores para la actividad muscular. Una deficiencia en esto significa movimiento limitado o ningún control muscular. También El potasio es necesario para que los huesos de las personas sean más resistentes y fuertes.

Escucha nuestro podcast

Guardar

#FrasedelDía

“Hay que comer para vivir, no vivir para comer”

Cicerón