Granjel

Como principal uso, se prescribe contra los padecimientos urinarios, ya sea de los riñones, contra el mal de orín o para limpiar la vejiga (Guerrero, Morelos, Michoacán, Sonora, Estado de México). Se aconseja tomar el cocimiento de las hojas, tres veces al día o como agua de uso.

En casos de otitis, en Oaxaca recomiendan hervir las flores con un poco de sal, para aplicar unas gotas en el oído (V. dolor de oído), o en la nariz, cuando de rinitis se trate. En Guerrero emplean el fruto como abortivo.

Otros padecimientos en los que se aplica son: anemia, diabetes, pasmos de pecho, bronquitis, reumas, dolor de cintura, golpes internos, paludismo, diarrea y hemorroides.

En Sinaloa todavía se le encuentra de manera silvestre, y conforme a diversos estudios de la Universidad Autónoma de Sinaloa, su ingesta es muy benéfica por sus propiedades antimutagénicas y antioxidantes. Otra de sus propiedades reconocidas, es para aliviar la diarrea de origen infeccioso.

Cuando existe un problema de riñones, infección o cálculos se puede usar como agua de uso. En casos de diarrea excesiva, frecuente, que afecte la mucosa gástrica se puede tomar este té también.

Cuando existen golpes internos, morados, amarillentos se puede combinar con vinagre de Kombucha y aplicarse en cataplasma encima del golpe.

 

Te dejamos el enlace de nuestro podcast !!!

 

 

 

#FraseDeldia

 

“Donde no hay caridad no puede haber justicia ” / San Agustin