Otitis media

La otitis media es una inflamación del oído medio y puede producirse en uno o ambos oídos al mismo tiempo.

En general, la otitis media no es grave y normalmente no causa problemas de audición permanentes si se trata adecuadamente. La mayoría de las veces, la otitis media se cura en casa mediante medicación. Si contrae otitis media con frecuencia o dicha afección no se trata, puede producirse un daño permanente en su audición.

Causas de la otitis media

La otitis media la causa un virus o bacteria que da lugar a una acumulación de fluido detrás del tímpano. Esta afección puede resultar de un resfriado, alergia o una infección respiratoria. La acumulación de fluido en el oído medio durante la otitis media causa dolor de oído, tumefacción y enrojecimiento, que se denomina otitis media aguda, y también impide que el tímpano vibre adecuadamente, lo que suele tener como resultado problemas de audición (temporales).

Síntomas que deben buscarse en los niños (a menudo combinados):

•Si se rasca o toca el oído

•Llanto e irritación

•Pérdida de audición

•Fiebre

•Drenaje del oído

En la forma aguda de la enfermedad existe dolor de oído (otalgia), fiebre, tinnitus e irritabilidad. Con menos frecuencia se puede presentar otorrea (supuración), vértigo y, muy poco frecuentemente, parálisis facial.

La otitis media afecta a todos los grupos de edad, pero es más frecuente en el período de edad comprendido entre los 0 y los 7 años. A partir de ésta, la incidencia disminuye.

•Calienta media cucharada de aceite de oliva y empapa con ella un poco de algodón. Colocar en la entrada del oído y dejar que actúe durante una hora

•Calienta por algunos minutos una cucharada de aceite de oliva extra virgen, añade un diente de ajo machacado. Deja reposar hasta entibiar y embebe una bolita de algodón, la cuál introducirás en el orificio del oído

•Macera diez flores de manzanilla con cuatro cucharadas de aceite de oliva durante 2 días. Aplica con un algodón. También es bueno para el dolor por excesiva producción de cerumen.

•Vierte tres o cuatro gotas de gel de aloe vera en el conducto auditivo y deja la cabeza de lado por algunos minutos. No se permite este remedio en caso de tímpanos perforados.

AJO:

El ajo puede ser útil tanto externa como internamente. Se aconseja consumir un diente de ajo machacado al día, puede ser añadido a comidas en crudo, como las ensaladas. Por otro lado, si se quiere aplicar externamente, se debe hervir un par de dientes de ajo en agua por alrededor de 5 minutos, tritúralos y espolvorear un poco de sal, coloca la mezcla en un paño limpio y aplícalo en el oído que deseas tratar, deja actuar por 15 minutos y retira. Repite dos veces al día.

HIERBA DE LA GRACIA:

Esta planta puede utilizarse para aliviar el dolor de oído, se recomienda entibiar un par de gotas de aceite de oliva, y después, aplica dos gotas de aceite en el oído procurando que no estén calientes, y después toma un par de hojas de rudas, y enróllalas con tus dedos para hacer una “bolita” que colócalas en conducto, apenas en la entrada sin presionar, pues debes ser capaz de extraer sin problemas, deja actuar por 15 minutos, y retira. Repite dos veces al día.

ALBAHACA:

Para utilizar se muelen las hojas de albahaca, y se mezcla con un par de gotas de aceite de hierba santa, luego moja un algodón en la mezcla y coloca en la entrada del canal auditivo, sin introducir.

Escucha nuestro podcast

#FrasedelDía

“No puede haber transformación de la oscuridad en la luz ni de la apatía en movimiento sin emosión”                              Carl Jung
Guardar