Enfermos Terminales

 

Enfermos terminales
El paciente o enfermo terminal es un término médico que indica que una enfermedad no puede ser curada o tratada de manera adecuada, y se espera como resultado la muerte del paciente, dentro de un período corto de tiempo. Este término es más comúnmente utilizado para enfermedades degenerativas tales como cáncer, o enfermedades pulmonares o cardiacas avanzadas.

-Paciente terminal es la persona que se encuentra en la etapa final de algunas enfermedades crónicas, especialmente de las cancerígenas. Esta fase se inicia en el momento en que es preciso abandonar los tratamientos de finalidad curativa, ya que no le aportan beneficios a su estado de salud, para sustituirlos por otros cuyo objetivo es controlar y paliar los síntomas, tanto físicos como psíquicos que origina la enfermedad.

CAUSAS

Enfermedades más frecuentes en la terminalidad.
• Cáncer
• Enfermedades degenerativas del Sistema Nervioso
• Enfermedades vasculares cerebrales
• Cirrosis hepática
• Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica: enfisema y bronquitis crónica
• Insuficiencia cardiaca congestiva
• Insuficiencia renal crónica
• Demencia
• SIDA.

-Cómo ayudar a los pacientes terminales
• Ofrecer compañía: Con frecuencia se tiende a aislar al paciente terminal por no saber qué decirle o cómo evitar el tema de la muerte. Sin embargo en la etapa terminal la comunicación con el paciente requiere especial cuidado e interés por parte de su familia, para conocer lo que le preocupa. Lo mejor que se puede hacer por un paciente terminal es estar a su lado, pendiente de sus necesidades, expresarle la disposición de ayudarle. También hay que respetar los momentos en que el paciente quiera estar a solas o en silencio, es posible que debido a su enfermedad se sienta demasiado débil para hablar largamente.
• Procurarle comodidad: El manejo en Cuidados Paliativos tiene el fin de dar un tratamiento eficaz para los síntomas molestos e incómodos del paciente como dolor, dificultad para respirar, vómito, fiebre, etcétera. Por esto es necesario que el paciente o su familia comuniquen al personal capacitado sobre los síntomas para ofrecer al paciente el mayor alivio posible. Se requiere para ello la participación de un equipo multidisciplinario, preparado para enfrentar tales necesidades.
• Aliviar su sufrimiento: Aunque los síntomas del paciente estén controlados, el paciente puede tener aún sufrimiento, debido a la aflicción mental o espiritual. Un paciente terminal se enfrenta con los problemas más trascendentes de su vida. El paciente se sentirá mejor si se le demuestra afecto, se le ayuda a encontrar un sentido a su vida y se le da la oportunidad de resolver los conflictos que tiene pendientes. Además es necesario darle a entender que él o ella no es una carga emocional o económica para sus seres queridos. Es necesario también darle la asistencia espiritual que el paciente desee tener, pero sin forzarle a tratar temas religiosos si no lo desea.
• Mantener su autoestima: Un aspecto que tiene que tener presente un cuidador es evitar la sobreprotección del paciente: pueden haber muchas cosas que el paciente puede hacer por sí mismo durante mucho tiempo antes de la agonía y se sentirá mejor si se le permite hacerlas. Aún cuando no pueda hacerlas, es mejor preguntar al paciente sobre la ayuda que desea que le proporcionen, así puede sentir que mantiene poder de decisión sobre sí mismo. El enfermo tiene que ser explicado y consultado sobre cualquier atención o cuidado que se le va a proporcionar. Por otra parte, en la medida de lo posible el paciente querrá estar aseado y bien presentado, por lo cual se le debe dar suficiente atención a su apariencia. Finalmente, el paciente agradecerá que sus seres queridos le expresen lo mucho que le quieren y le recuerden las cosas importantes que ha hecho en su vida.

 

#FraseDelDía

 

“La calidad, no la longevidad, de la vida de uno es lo importante” -Martin Luther King-