Amiotrofia

Es una enfermedad muscular que se caracteriza por la debilidad muscular progresiva. Se produce cuando una proteína importante para el metabolismo muscular deja de estar presente en el organismo o lo está de forma insuficiente, como ocurre, por ejemplo, con la distrofina. Si falta, afecta de tal forma a la estructura de la fibra muscular que esta sucumbe. Esto ocurre con cualquier distrofina asociada estrechamente con interacción. Dado que la deficiencia de esta proteína es un factor hereditario, la atrofia muscular se considera una enfermedad hereditaria.

Atrofia muscular también es el término que se le da al desgaste, deterioro o pérdida del músculo esquelético. La consecuencia de este deterioro es la pérdida de la fuerza muscular ya que esta se encuentra relacionada con la masa de la misma, es decir, la atrofia muscular provoca una gran afectación en las actividades funcionales del día a día. A medida de que los músculos se desgastan, la persona afectada va a tener mayor dificultad para realizar actividades como caminar o mantenerse de pie durante un periodo de tiempo incluso corto, pudiendo incluso sufrir lesiones en las extremidades inferiores en este caso.

Los siguientes signos permiten sospechar la presencia de una Amiotrofia muscular:
• uno de los brazos o piernas se ve marcadamente más pequeño que el otro
• siente una debilidad considerable en una extremidad
• ha estado físicamente inactivo

Las partes del cuerpo afectadas por la atrofia muscular, la aparición de los primeros síntomas de la atrofia muscular y la afectación de otros órganos dependerán de cada tipo de enfermedad muscular. Existen más de 30 formas de distrofia muscular, de las cuales son las principales la distrofia muscular de Duchenne y la atrofia muscular de Becker.

CONSEJOS

El ejercicio regular no solo reduce la pérdida de tono muscular, sino que también fortalece los huesos, los músculos y disminuye el dolor articular; afloja la rigidez en las articulaciones, mejora el equilibrio y la movilidad. Con trabajar 30 minutos al día en el jardín o en la limpieza de la casa, salir a caminar a paso ligero o realizar actividades de baja intensidad, ya puedes obtener los beneficios del ejercicio.
La realización de ejercicios de resistencia con el peso corporal, pesas o máquinas de pesas, dos o tres veces a la semana, puede ayudar a construir la fuerza y el tono muscular.

 

Recuerda que puedes escuchar el PODCAST del programa de hoy aquí:

 

#FraseDelDía

Guardar