Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es el exceso de sudor o transpiración excesiva que se produce de forma espontánea, sin ser causada por temperaturas altas o por situaciones de tensión física o emocional.

La transpiración es una función de la piel que supone la liberación de líquidos ricos en sales, por parte de las glándulas sudoríparas. Esta función sirve, fundamentalmente, para favorecer la termorregulación, es decir, para mantener constante la temperatura corporal a 37 º C.

Cuando el cuerpo necesita liberar calor se produce la transpiración y el refrescamiento de la piel por evaporación. Por este motivo sudamos cuando tenemos calor, durante el ejercicio físico o en situaciones de tensión, en la que la descarga nerviosa aumenta nuestra temperatura corporal.

El cuerpo humano cuenta con un total de entre 2 y 4 millones de glándulas sudoríparas, que se activan en la pubertad. Las glándulas sudoríparas localizadas en las palmas de las manos, plantas de los pies, cráneo, rostro y axilas son especialmente sensibles a los estímulos psicológicos.

Para la hiperhidrosis palmar y axilar aplica el bicarbonato en polvo en esas áreas. Báñate normalmente y cuando ya estés seco solo debes tomar un algodón o pomo de maquillaje y aplicar el bicarbonato en manos, axilas y plantas de los pies.

En la noche puedes acudir a una mezcla muy efectiva. Toma dos cucharadas de vinagre y una de alcohol. Aplica de forma generosa en manos, axilas y pies para evitar sudores excesivos en estas áreas a la hora de dormir.

El tomate tiene amplias propiedades curativas para muchas dolencias y problemas de salud. Es recomendable que en las mañanas licúes un tomate mediano con media taza de agua y lo tomes luego del desayuno. Este alimento te ayudará a equilibrar los niveles de acidez en tu cuerpo, dando una ayuda al exceso de sudor en ti. Este es nuestra tercera respuesta a como curar la hiperhidrosis.

Nuestro cuarto remedio sobre como curar la hiperhidrosis es la sábila. Esta planta tiene múltiples bondades para el cuerpo en tratamientos de belleza y de salud, por lo que será muy útil para la sudoración excesiva. Saca los cristales de la sábila y licúalos sin agua. Luego de tu baño puedes aplicar un poco de ella en partes como axilas, pecho y espalda para regular los noveles de sudor.

El té de salvia tiene vitamina B la cual inhibe la actividad de las glándulas sudoríparas por lo que tu sudor disminuye si la consumes. Toma una hoja pequeña y ponla en una taza de agua a hervir. Deja reposar hasta que esté tibia. Toma dos veces al día y verás que es un excelente remedio sobre como curar la hiperhidrosis naturalmente.

Escucha nuestro Podcast

#BellezaTotalNutriciónPerfecta

Ver aquí el video del tema: