Gurma

La gurma crece preferentemente en bosques secundarios abiertos y matorrales y se encuentra en alturas de hasta los 1000-1200 metros. Se distribuye especialmente en los bosques monzónicos y, con menor frecuencia, ha llegado a algunas zonas de Oceanía y América. Se utiliza principalmente para combatir la diabetes, la hiperactividad y la hipoglicemia. También se considera hepatoprotector y tiene interés fitoterapéutico. Además, se utiliza en casos de alergias, anemia, colesterol, indigestión y problemas gástricos. Es una planta con moderada propiedad diurética. La presencia de antraquinonas ejerce una actividad laxante moderada. Es activador de la circulación central y / o periférica. Por otra parte, ayuda a perder peso ya que la propiedad de hacer reducción del sabor dulce hace disminuir el apetito. Todas las partes se utilizan para el tratamiento del reuma y de las hemorroides. En el pasado también era utilizada para tratar las mordeduras de serpientes, los resfriados, dolor de estómago.

El principio activo que brinda las propiedades de la Gymnema es el ácido gymnémico.  Éste componente se utiliza como un agente contra la diabetes, puesto que produce un incremento en las células beta pancreáticas, incitando un aumento de la insulina en el cuerpo. Su funcionamiento como agente contra la hipoglicemia se debe al hecho de que conlleva a que los niveles anormales de azúcar en la sangre se vean disminuidos.

Esta planta repleta de beneficios para el cuerpo impide que los azúcares sean absorbidos por los procesos de digestión. Los efectos de éste ácido son rápidos, y su acción inhibidora es ejercida al nivel de la membrana plasmática. Además, el ácido gymnémico tiene una forma de actuar para quienes desean perder peso bastante extraña: actúa sobre las papilas gustativas mediante la inhibición de la opción de poder saborear los dulces después de masticar hojas de Gymnema Sylvestre.